Rebambaramba política

Desde el inicio del proceso electoral concurrente la clave de toda estratagema política es testerear la imagen del adversario mientras sobresale la propia. Es lo que envuelve a ciertas figuras que han formado una rebambaramba política para luego abandonar al partido de su primigenia sin evitar dividir a quienes ya están en concreto concordato.

El combate político está en todos los terrenos, cada quien izando su bandera de esperanza, para que de la retahíla de partidos de la 4T alguno lo postule para estar entre los feligreses que quieren colgarse de la medallita de Morena en el preludio al proceso electoral con viejas prácticas y nuevas formas de dirigirse a la gente prometiendo servir al pueblo.

En el proscenio legislativo del patio, aun cuando no es tiempo de las definiciones, la diputada Morena, Reyna Durán Ovando renunció al grupo parlamentario de la 4T olvidándose que tuvo cargos privilegiados en la facción legislativa de Morena, la cual desdeñó. Imperdonable por su no muy clara visión política de quien ahora es profana ante la imagen divina de Morena.

También en la arena del coliseo político estatal el chapulineo se amplia y suficientemente vislumbrado en la intención al actual alcalde del municipio maya de Felipe Carrillo Puerto, José Esquivel Vargas, Chac-Meex. En apostillas de redes sociales dieron parte de ello, siendo alcalde por el PRD -antes fue del PRI- intentó alcanzar la postulación para su reelección con el partido Movimiento Ciudadano, por tanto, -se le negó la entrada al Partido Naranja-.

El Partido de la Revolución Democrática, PRD, sirvió para que José Esquivel llegara primero a una diputación local y luego a la presidencia de Felipe Carrillo Puerto; sin embargo, en esta ocasión Chac-Meex  fue sacrificado porque según la norma va una mujer, ya que en el convenio de coalición de la alianza “Va por Quintana Roo” FCP fue entregado al PRI –dicen- que el tricolor postulará a Paoly Perera Maldonado.

En el patio del Poder Legislativo sigue en la rebambaramba política. El tristemente célebre diputado chiripero del PT, Hernán Villatoro Barrios junto con su cognomen petista diputada bacalarense, Ana Pamplona Ramírez quienes fueron expulsados del Partido del Trabajo.

El diputado Villatoro -dícese izquierdista-, ha tomado mucha agua de las fuentes del erario legislativo, recalcitrante y reaccionario calamitoso diputado plurinominal otra vez –van tres- probó las mieles del poder acomodaticio con lo que en el atrio se persigna, junto con los Verdes, ante el altar de Morena.  

Antes, los diputados Villatoro Barrios y Pamplona Ramírez, aprobaron el endeudamiento para la construcción y concesión del Puente Vehicular Nichupté en Cancún que costará cuatro mil 670 millones a recuperar en 30 años. Asimismo, avalaron la creación de nuevos impuestos a través de la Ley de Ingresos 2021.

Luego que a nivel nacional se publicaran nombres de políticos y empresarios quintanarroenses presuntamente involucrados con la mafia rumana que operaba en Cancún y la Riviera Maya entre los que apareció el nombre de José de la Peña Ruiz Chávez, quien fue sustituido de la dirigencia estatal del PVEM nombrando a Pablo Bustamante Beltrán en su lugar. -El diputado José de la Peña continúa como militante del partido Verde-.

Así se amargan las mieles del poder acomodaticio en los contertulios “Va por Quintana Roo”, que componen PAN-PRI-PRD y CQ y, “Juntos Haremos Historia por Quintana Roo”, alianza compuesta por Morena-Verde-PT y MAS, una vez finalizado la segunda fase de la candente caldera del proceso electoral concurrente para inscribir en el Ieqroo a los postulados de los partidos y coaliciones con registro.

Es ocasión de plegarse a las propuestas partidarias e independientes que encararán a la sazón de las campañas proselitistas con el efecto de lo que no se hizo o se dejó de hacer con un sin número de acciones para promoverse y así salir designados candidatos, como fue el caso de un grupo del partido Morena, que ni tardos ni perezosos se alinearon con el proyecto de la Cuarta Transformación, –slogan del presidente AMLO-.

En el Vitral de La Bola de Cristal

El semáforo epidemiológico en todo Quintana Roo se mantiene en color naranja de la semana del 15 al 21 de febrero, informó el gobernador del Estado, Carlos Joaquín, tras dar a conocer un balance de los casos de coronavirus que se han registrado en cada uno de los 11 municipios de la entidad. 

Como cada jueves, el mandatario estatal hizo la actualización del semáforo epidemiológico en la que reiteró el exhorto a la población en general a mantener los hábitos de prevención, sobre todo en el tema del transporte que ha sido un tema recurrente y de importante riego de contagio de covid-19. 

“La buena noticia es que las curvas de promedio van a la baja, es muy importante mantener la disciplina, los programas la prevención, los modelos preventivos en cada uno de los diversos negocios y comercios para lograr seguir disminuyendo y alcanzar de nuevo colores amarillos en esta responsabilidad de cada uno de ustedes”, señaló. 

El gobernador abundó que los municipios de Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos y José María Morelos, han disminuido hasta en 100% los contagios de covid-19 en las últimas 3 semanas, mientras que Tulum ha tenido una baja del 28 tras haber logrado un aumento de hasta 230% en las últimas semanas.

El municipio de Felipe Carrillo Puerto, disminuyó un 40% sus contagios, Benito Juárez logró también una disminución del 38%, Isla Mujeres una disminución del 10% y Solidaridad solo ha logrado una baja de 3%.

Deje un comentario

15 − 7 =