Notas

Rechazo unánime a la ANP

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

La controversial iniciativa para convertir a la laguna de Bacalar y una extensa zona de 177 mil hectáreas de Othón P. Blanco y Bacalar en Área Natural Protegida, impulsada por la Secretaría del Medio Ambiente (SEMA), la bancada del Partido Verde en el Congreso local y asociaciones ambientalistas como “Amigos de Sian Ka’an”, está a punto de ser abortada ante el rechazo unánime de ejidatarios y agrupaciones civiles que perciben una amenaza directa al desarrollo económico de la región.

Esta iniciativa, que partió de la solicitud que realizaron algunos grupos ambientalistas ante la SEMA el pasado mes de julio, agitó las calmadas aguas del Pueblo Mágico por las implicaciones que acarrearía el decreto de un área protegida en el sistema lagunar y sus alrededores.

Los primeros en alzar la voz fueron ejidatarios y pequeños propietarios del municipio capitalino, quienes conformaron un bloque con el fin de dar pelea y evitar que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) concretara el golpe contra el endeble desarrollo de la región.

Casi de inmediato les hicieron segunda los ejidatarios de Bacalar, quienes dirigidos por los aguerridos ex diputados locales Román Guzmán y Juan Manuel Herrera, se lanzaron en una feroz ofensiva en el Congreso local, recriminando a los diputados del Verde Ecologista su participación al presentar un punto de acuerdo para urgir a la SEMA y a la Conanp a declarar la rechazada Área Natural Protegida.

Para rematar, la influyente Asociación Civil “Bacalar Municipio 10”, que en un principio simpatizó con la idea de la formación del área protegida, en conferencia de prensa se unieron a las voces de rechazo, aunque al mismo tiempo convocaron a trabajar en una normatividad local para cuidar el sistema lagunar sin que se trunquen las posibilidades de desarrollo.

El presidente de la asociación civil que encabezó la lucha para convertir a Bacalar en municipio, Raúl Santana Bastarrachea, llamó a reconocer la necesidad de tomar medidas para proteger las bellezas naturales del municipio y su emblemática laguna, y que al mismo tiempo contribuyan a un desarrollo sustentable y sostenible a largo plazo.

Incluso el alcalde Alexander Zetina Aguiluz manifestó su rechazo a la ANP, enterrando aún más las posibilidades de que la polémica propuesta prospere.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba