Notas

Redistritación y simulación electoral

A Tiro de Piedra

Dejen que el futuro diga la verdad y evalúe
 a cada uno, de acuerdo a sus trabajos y a sus logros…
Nikola Tesla

Julián Santiesteban

La inadecuada redistritación local que pretende llevar a cabo el Instituto Nacional Electoral (INE) en Quintana Roo ha  merecido ya la atención de todos los actores políticos, por considerarla lesiva para la representación política de más de la mitad del estado, pero lo cierto es que el estado de cosas es sólo consecuencia de los deliberados actos de esos mismos actores, pues en 2012 aprobaron la primera de estas modificaciones a la geografía política estatal que afecta de la misma manera, pero nadie se escandalizó en ese entonces.

En 2012 el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) –que actualmente está a punto de extinguirse para convertirse en Organismo Público Local Electoral OPLE-, aprobó una redistritación local sentada sobre el factor poblacional correctamente, pero sin contemplar factores como la población de origen indígena, o la compasidad y continuidad de los distritos, es decir que tengan una forma lo más parecida a un polígono regular y que el territorio que ocupe no se vea interrumpido.

ieqroo oficinas 11De manera sintética, la redistritación de 2012 ocasionó la concentración de 8 de los quince distritos en el norte de la entidad, pero se generaron distritos como el que comparten el municipio Solidaridad con Lázaro Cárdenas, eminentemente indígena; y Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos comparten ahora uno; pero además el distrito tres actual es el municipio Bacalar junto con la llamada ribera del Río Hondo, la “zona cañera” de Othón P. Blanco, regiones que para comunicarse debe tomarse una desviación carretera de más de veinte kilómetros; y en ese entonces nadie dijo nada.

En este espacio se señaló en ese entonces la deficiente tarea realizada por el Ieqroo, y la salida inventada para atenuar el error, al generar las llamadas “cabeceras de distrito”, que en pocas palabras significa que aunque el distrito abarque dos o más municipios, con que se designe “cabecera” a uno de ellos, se simula una adecuada cobertura. Insistimos, en 2012 ningún actor político impugnó semejante imbecilidad.

Para este 2015 el INE ha presentado la redistritación que pretende aplicar para el estado y partidos políticos como el Revolucionario Institucional (PRI) han estallado en quejas, señalando que se despoja al sur de su representación, no se toma en cuenta la historia y población de municipios como José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, y además de juntan en algunos de los distritos propuestos, a poblaciones disímiles en historia y dinámica social: es decir, lo mismo que ocurrió en 2012, pero nada hicieron, aun cuando a ojos vistas tenían el control del Ieqroo.

mapa-distritacionPor cierto, ahora que los consejeros electorales locales están por concluir encargo y buscan por todas las vías seguir quedando bien con el poder, han pretendido “lavarse la cara” presentando un escenario de redistritación alterno al del INE, como si no fuesen los culpables de la situación actual; porque hay que decirlo tal cual, la redistritación propuesta, efectivamente, es lesiva para el sur, concentrará en poco tiempo todos los distritos electorales en el norte de la entidad y dejará en el olvido a los municipios originarios; pero el despojo inició en 2012, con la complacencia de todos los que ahora se escandalizan de tal hecho.

Ciertamente ello no implica que no se haga nada, el estado de Chihuahua, por ejemplo, está por agregar cinco diputaciones; aun a pesar de las críticas que ello implica; en A Tiro de Piedra hemos destacado que el centro y sur de Quintana Roo crece por encima de la media nacional, no se encuentra estancado, pero el ritmo de crecimiento del norte es prácticamente insuperable, lo que ocasionará, si se redistrita bajo esa dinámica y sin considerar medidas de excepción, que en un periodo menor a veinte años, toda esta región quintanarroense tendrán un solo distrito, y todos los demás concentrados en la región de Cancún y la Riviera Maya.

Una enorme periferia electoral, iniciada por el Ieqroo, el caso de Quintana Roo no es el único, Baja California Sur crece al mismo ritmo, aunque su población no está tan polarizada, pero se insiste, como se ha hecho anteriormente en este espacio, que el INE debiera analizarlos como casos de excepción, antes de aprobar a rajatabla una redistritación que a todas luces tiende a polarizar la entidad.

Quintana Roo seguirá con su atípico crecimiento poblacional, independientemente de la tarea del INE, pero la afectación será profunda y progresiva; habrá que ver la reacción de los demás actores políticos y el gobierno en su conjunto, porque definitivamente la unidad estatal no existe aunque se pregona; la realidad es polarizante y tiende cada vez más a que el estado tenga zonas de desarrollo económico y político, y una abandonada periferia que sufre las consecuencias de no crecer al ritmo desenfrenado del norte estatal; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Aquí le comparto el link de nuestra aportación anterior sobre el tema, tiene apenas un mes, afortunadamente hubo reacción.

Periferia electoral, polarización política http://www.periodistasquintanaroo.com/notas/periferia-electoral-polarizacion-politica/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba