Notas

Sanciona Profeco a Walmart en Chetumal

CHETUMAL, 26 de febrero
Diario de Quintana Roo

Inspectores de la Subdelegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en la Zona Sur colocaron ayer sellos de suspensión a la sucursal de la cadena Walmart de la capital del Estado luego de detectar en sus anaqueles un total de 243 artículos, entre los que se encuentran básicos, ropa, electrodomésticos y demás, cuyos precios etiquetados no coinciden con los de las cajas registradoras, lo cual pudiera derivar en una multa que, de acuerdo a la Ley vigente, podría ascender hasta los dos millones 600 mil 449 pesos con 22 centavos.

Según se pudo constatar, fue a las 13:30 horas cuando los representantes de la citada instancia, luego de una extensa revisión, procedieron a aplicar la sanción correspondiente con base en el artículo 7 de la Ley Federal de Protección al consumidor que a la letra dice: “Todo proveedor está obligado a informar y respetar los precios, tarifas, garantías, cantidades, calidades, medidas, intereses, cargos, términos, plazos, fechas, modalidades, reservaciones y demás condiciones conforme a las cuales se hubiera ofrecido, obligado o convenido con el consumidor la entrega del bien o prestación del servicio, y bajo ninguna circunstancia serán negados estos bienes o servicios a persona alguna”.

Por si fuera poco, durante la verificación se detectó también que los responsables de esta tienda de autoservicio, ubicada en la llamada “Plaza Bahía”, en el cruce de las avenidas De los Insurgentes y Universidad, la cual, como hemos informado con oportunidad, no es la primera vez que se ve inmiscuida en este tipo de irregularidades que lesionan severamente la economía de sus clientes, también incurrieron en violaciones a lo que indica el artículo 7 Bis, que textualmente indica que: “El proveedor está obligado a exhibir de forma notoria y visible el monto total a pagar por los bienes, productos o servicios que ofrezca al consumidor. Dicho monto deberá incluir impuestos, comisiones, intereses, seguros y cualquier otro costo, cargo, gasto o erogación adicional que se requiera cubrir con motivo de la adquisición o contratación respectiva, sea esta al contado o a crédito”.
En este sentido, de acuerdo a lo que señalan los engomados de suspensión, las infracciones a lo dispuesto por el artículo 7 serán sancionadas con una multa de $664.88 a $2´600,449.22, mientras que las relativas al artículo 7 BIS contemplan una sanción económica de $462.85 a $1´481,112.34.
Cabe destacar que, como señalamos líneas arriba, esta es por lo menos la segunda vez en menos de seis meses que la sucursal de Walmart de Chetumal es sancionada por atentar contra el bolsillo de sus clientes, y si bien en esta ocasión fue por no etiquetar debidamente sus productos y, con ello, cobrar de más a los mismos, no se puede perder de vista que sus responsables se han caracterizado por mantener ofertas engañosas, esquilmar al consumidor con sus ventas a crédito, e incluso contaminar el manto freático de la capital del Estado con el desecho de sus aguas negras en el sistema de drenaje de la ciudad, a falta de una planta de tratamiento para las mismas.
Por si fuera poco, al interior de estas instalaciones también se han presentado condiciones insalubres, particularmente en el área de carnes rojas, pescados y maricos, sin que hasta la fecha, pese a las evidencias que existen, la representación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) haya aplicado la sanción correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba