Notas

Se deslinda ITCH de polémica obra

CHETUMAL, 15 de febrero.-

El Instituto Tecnológico de Chetumal (ITCH), desconoció el supuesto estudio realizado por peritos estructuristas de este centro de estudios que arrojó que el edifico en construcción en el estacionamiento del Palacio Municipal debe ser demolido por no pasar las pruebas de resistencia.

Aunque este documento es la base de un proceso administrativo iniciado por el gobierno municipal de Othón P. Blanco en contra del exdirector de Obras Públicas, César Viera Alcocer, y también involucra a los exfuncionarios Francisco Mondragón y Ever Can Murillo, ahora resulta ser un documento apócrifo.

Lo grave de este asunto es que, si bien existe una factura del pago del estudio realizado supuestamente por el ITCH, la propia directora del Instituto Tecnológico, Estela Rivera López, aseguró que este centro de educación superior no ha realizado ninguna investigación relacionada con la obra ubicada en el estacionamiento del Palacio Municipal de Chetumal.

Como consecuencia, al tener conocimiento por los medios de comunicación de un supuesto estudio realizado por el ITCH, sin que la institución haya realizado documento alguno, se procedió a iniciar una averiguación previa ante autoridades federales, es decir la Procuraduría General de la República.

“Mi obligación como servidor público nos llevó a solicitar una averiguación para saber qué es lo que ha pasado. El ITCH es una institución de renombre y mi responsabilidad es poner en claro cualquier situación para mantener el prestigio de este instituto”, dijo.

Manifestó que autoridades municipales que han señalado este documento serán llamadas a explicar el origen de este estudio y “que se aclare lo que se tenga que aclarar”

Como se recordará, durante el mes diciembre de 2013, la contralora municipal, Teresita Quivén Feria, informó que los resultados de la calidad de la obra del edificio anexo del Palacio Municipal, según estudios que fueron realizados por el ITCH, arrojaron que por deficiencias en su estructura y calidad de los materiales debe ser demolido, a menos que mediante un estudio de mecánica de suelos se determinara con qué acciones puede reforzarse.

Como se recordará, para esta obra de ejercieron 2 millones 48 mil pesos, y están involucrados el exdirector de Obras Públicas César Viera, de construcción, y el supervisor, así como representantes de la empresa.

Sobre la obra podemos señalar que se ubica en la parte trasera del Palacio Municipal, a un costado del estacionamiento, y está destinada a ser un edifico para oficinas.

Dichas obras fueron iniciadas el pasado 29 de julio de 2013 y constan de cinco oficinas como segundo piso de la infraestructura que ocupa la Dirección de Desarrollo Urbano.

La empresa Chivosa, S.A. de C.V. de Toluca, Estado de México, fue la encargada de la ejecución de los recursos, pero dentro de las investigaciones aun no ha asumido su responsabilidad en las irregularidades de la obra.

La pasada administración de Carlos Mario Villanueva Tenorio la contrató mediante un proceso de licitación restringida, con el que todo apunta a que se pretendía desviar recursos.

Fuente: Miguel Ángel Fernández (Por Esto! Quintana Roo)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba