Notas

Seguro Popular, ¿nido de corrupción?

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Chetumal
.

En el Seguro Popular de Quintana Roo al parecer también se cuecen habas, pues derechohabientes y personal de este importante organismo de salud empiezan a alzar la voz por las notorias carencias, sobre todo de medicamentos, ya que en los últimos meses los pacientes se han visto obligados a desembolsar su propio dinero para comprar las medicinas que por ley les deberían otorgar gratuitamente.

Como se sabe, el Seguro Popular es un programa federal que se controla y coordina desde las secretarías de salud estatales a través de mecanismos que regulan la autorización y liberación de los recursos correspondientes para salarios y compra de insumos.

Pues bien, estos mecanismos siempre han tenido algunas trabas burocráticas, pero por lo general se contaba con lo básico, incluyendo los medicamentos necesarios para atender a la población.

Esta situación ha cambiado radicalmente en los últimos meses, en los que los usuarios del seguro popular se las han visto negras ya que, además de los problemas comunes –saturación, largas esperas– ahora en muchos casos ni siquiera les entregan las medicinas para enfrentar sus males.

El origen del problema, aseguran personas que trabajan directamente con el Seguro Popular, viene desde el joven director Alejandro Alamilla Villanueva, quien apenas tomó el cargo el pasado abril y al que acusan de utilizar el puesto para satisfacer sus intereses personales provocando una seria afectación al servicio.

En un documento en poder de este columnista entregado por personas enteradas del asunto, revelan contundente información que siembra dudas sobre el comportamiento del novel directivo. Allí señalan lo siguiente:

“En octubre de 2015 por decreto se crea el Repss estatal, con personalidad jurídica propia y como un organismo público descentralizado, esto por norma a nivel nacional. Si se le da cumplimiento al pie a la indicación, ocasionará un desembolso de aproximadamente 220 millones de pesos hacia el nuevo organismo, el cual a la fecha no cuenta con la infraestructura humana capacitada, ni técnica (sistemas, cuentas bancarias, manuales, reglamentos, etc.). Adicionalmente tendría que aportar hacia la Secretaría de Salud (Sesa) parte de los recursos enviados a Repss estatal.

Para regularizar esta situación y mantener la administración de los recursos del Repss en Sesa, se establece un acuerdo de gestión SESA-REPSS estatal, que algunos estados así han operado y les da legalidad jurídica. Esta es una opción válida.

Para el 2016 se espera recibir aproximadamente 440 millones de pesos que cubren 11 rubros, los más importantes son el de remuneraciones (40%, 176 millones) y el de compra de medicamentos (30%, 132 millones)”.

Precisan que el pago de los medicamentos lo realiza directamente la Tesorería de la Federación, con el previo visto bueno de las autoridades estatales, lo que hasta antes de la llegada de Alejandro Alamilla a la dirección no representó ningún problema.

Los informantes acusan que Alamilla Villanueva deliberadamente retrasa las autorizaciones de pago a los proveedores de medicamento porque “le pone precio” a su firma de visto bueno, obligando a las empresas a negociar con él si quieren seguir surtiendo productos al Seguro Popular, además que presume estar blindado en el cargo, no por las autoridades estatales, sino por el propio Comisionado de Salud Federal, Dr. Gabriel Oshea Cuevas.

La acusación es seria, y entre sí son peras o manzanas, la escasez de medicamentos es un padecimiento notorio en el Seguro Popular que pone al director bajo la lupa.

Alejandro Alamilla está obligado a dar una explicación sobre lo que está pasando en el Seguro Popular y a defenderse de estos señalamientos que ponen en duda su honestidad y ética profesional, sobre todo en estos momentos cuando el pueblo está en papel de severo inquisidor a la caza de funcionarios corruptos. Callar, no es una opción.

Un comentario

  1. AHORA SI SE LE DESTAPO LA CLOACA O MEJOR DICHO LA CAJA CHICA DEL SRIO DE SALUD JUAN ORTEGON, TODOS HAN VISTO LO QUE HA SUCEDIDO DESDE QUE EL SR ALAMILLA LLEGO A ESA DEPENDENCIA, SUS AMIGOS TODOS A LA NOMINA, NO LIBERA PAGOS DE PROVEEDORES SI NO SE MOCHA MINIMO CON EL 30% Y LOS HOSPIALES EN DESABASTO DE MEDICAMENTOS Y MATERIAL DE CURACION Y COMO VERAN SOLO DEFUNCIONES Y NO PASA NADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba