Notas

Sin motivo, morelenses masacran lagartos

JOSÉ MARÍA MORELOS, 25 de febrero.-

La población de esa especie ha disminuido de manera considerable en los últimos años.

La población de lagartos en el manto lagunar Chichan K´anab podrían estar disminuyendo debido a que pobladores de varias comunidades aledañas a la laguna les disparan por temor.

Martín Cumí Canche, biólogo encargado de varios proyectos en la laguna comentó que la población de lagartos en el manto freático ha disminuido considerablemente, reveló que no existe un censo del número de reptiles que habitan en el lugar pero la diminución es notable, debido a que cada vez es más difícil observarlos.

Se sabe –dijo Cumí Canché- que los pobladores le temen a los lagartos, ellos cuentan muchas historias de cómo se encuentran con grandes reptiles; o de lagartos devoradores de hombres, sin embargo hasta el momento no hay casos confirmados de ataques a personas.

La matanza de los reptiles ya lleva varios años, dijo el entrevistado, y apuntó que actualmente la situación  podría ser delicada para los lagartos pues podrían acabar con la especia; “por lo menos su presencia en la laguna ha disminuido pero aún es posible encontrarlos”, dijo.

Mencionó que la matanza o cacería por cualquier razón de los lagartos está prohibida por las leyes ambientales por lo que pide el apoyo de los tres niveles de gobierno para que se destine mayor vigilancia a esta zona, dado que se tiene muy olvidada por parte de las autoridades.

Con la desaparición de los lagartos, la vida de muchas otras especies se verían impactadas ya que se truncaría  la cadena alimenticia de esa microrregión, para revertir ese daño, se tiene que dar mantenimiento constante a esa laguna, para mantener el ecosistema.

Comentó que es urgente que las autoridades regulen las actividades en la periferia de la laguna, como la actividad agrícola y la caza, pues aunque la actividad no es ningún delito, debe existir un control para que no suceda lo que está pasando, esta situación se ha salido de control al no haber vigilancia en el lugar.

Fuente: Carlos Hernández (QUEQUI)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba