Notas

Tributo a damnificados

viborianus 4

.

.

.

.

Hemos sido testigos de la tremenda precipitación pluvial sobre la ciudad de Chetumal y alrededores (un área débil de baja presión anunció el centro nacional de huracanes), ahora convertida en vaguada, pero que sigue soltando agua sobre la ciudad. Esta cantidad de agua ha saturado el manto freático, ocasionando desbordamiento, en algunas zonas, por los propios niveles orográficos, en el natural flujo subterráneo, hacia la bahía de Chetumal.

Lluvias-chetumal3Nos duele la pérdida de los enseres domésticos básicos, entre las familias de menores recursos, nos da rabia el abandono de muchas autoridades. Bueno ni la denominada máxima autoridad aparece. Algunos familiares y partidarios fundamentalistas preocupados por su ausencia han soltado un Alerta Amber México. Creemos… esta preocupación ha trascendido fronteras pues las redes sociales han apoyado esta emergencia. Pero igual, no hemos visto a algún suspirante para la gubernatura, de los priistas, desde luego (el maiceo a los otros partidos les impide), hacer propia esa penuria como consecuencia de la precipitación pluvial; mientras el sufrimiento de las familias pobres es crítico, muchas palabras podríamos decir y de poca dimensión resultaría, para querer englobar la pesadumbre de todas ellas. ¿Por qué el cuerpo legislativo tampoco es solidario con las necesidades de las familias damnificadas?

Qué denotativo se observa ese cruel abandono para las familias chetumaleñas, en este caso. Sólo recorre las calles el alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui, con sus escasas posibilidades y alcances, poco puede realizar, no basta la ofrecida intencionalidad, aunque ayude la solidaridad, la presencia, el aliento, la escucha del reclamo, entre otros componentes de la solidaridad. Creemos que ese compromiso nace siempre de unas convicciones claras y firmes. Es un posicionamiento, un estilo de vida comprometido con los otros y de forma permanente con toda persona.

Pensamos que cualquiera idea no resulta suficientemente clara para conocer cómo se está produciendo la pobreza en la sociedad actual. Cada año aparecen dos millones más de pobres en nuestro país, según información del INEGI, más de 50 millones de pobres en el último reporte. Vivimos en un país de contrastes, donde la desigualdad es, precisamente, una de las constantes. Pues entre los millonarios del mundo 11 mexicanos aparecen en la lista de Forbes y Carlos Slim uno de los primeros de esa célebre listado.

Sufrimos igual las consecuencias de las tremendas lluvias, aunque el domicilio está ubicado en la denominada parte alta de Chetumal; allí, la parte más profunda corresponde a la zona donde se encuentra el colectivo habitacional: Fraccionamiento Flamboyanes. Antes era una laguna conocida como “La Charca”, lugar tradicional para la pesca de algunos chetumaleños. Allí, la colusión entre desarrolladores y gobierno, permitió la creación de este conjunto habitacional, con un insuficiente relleno de ese espacio de agua y se construyó este inadecuado, técnicamente, área habitacional. Las consecuencias de inundarse, se comprobaron con la primera lluvia, no como la de ahora, de esta cantidad. Los niveles de agua al interior de algunos domicilios alcanzó hasta los 80 centímetros, en el nuestro fue de 22 cm. Seguimos de tercos viviendo en el mismo sitio, prevenidos con cada fuerte chubasco, pues las posibilidades de inundarnos son el pan de cada lluvia.

Nuestro padecimiento, nos permite apreciar los sufrimientos de las familias ahora defenestradas, pierden refrigerador, muebles de sala y comedor, los muebles del dormitorio; los utensilios escolares de los chamacos, zapatos, ropa, entre otros muchas cosas de utilidad esencial para ellos. El refrigerador, y los colchones no pueden ser reutilizables, aunque no queden inservibles, estos se convierten en un foco de infección, pues los materiales aislantes y la “esponja” de los colchones atrapan las bacterias, de la porquería de agua que emerge de todos los sitios, acarreando, entre ellos, peligrosas heces fecales de todo tipo.

No hemos escuchado, ni leído alguna recomendación del sector salud, dirigido a las familias, con relación a los riesgos sanitarios como consecuencias de estas inundaciones dentro de los hogares, sobre todo para la población infantil y de la tercera edad. Profesionales de la salud nos advierten de los cuidados para la limpieza de pisos y paredes, recomiendan el uso de una solución con alto porcentaje de cloro, realizando una meticulosa y concienzuda limpieza, en todos los rincones donde esa agua se introdujo, para reducir los riesgos.

Aunque usted debe consultar al médico, nosotros vertemos algo de esa enfermedad febril. La leptospirosis es una de las zoonosis más comunes y un importante problema de salud pública, aunque se desconoce la prevalencia real de esta enfermedad.4 La infección es comúnmente transmitida a humanos cuando el agua que ha sido contaminada por orina animal se pone en contacto directo con lesiones en la piel, ojos o por las mucosas. La leptospirosis puede ser una enfermedad profesional (granjeros, trabajadores de cloacas), pero la mayoría de los pacientes se exponen de manera accidental durante actividades recreativas (por ejemplo nadar en agua contaminada). Otras fuentes son los perros y las ratas. Tributamos a las familias damnificadas!

PD.- “Son las convicciones la que nos lleva necesariamente a mirar a los pobres de una determinada manera y a comprometer la vida a su servicio”. ¿Yo cómo lo realizo?

PD.- “A la gente la empobrecen para que luego voten por quienes los hundieron en la pobreza”. Papa Francisco (1936- )

PD.- No es queja, es un reto, una oportunidad… no tienen cancelado el uso del correo Gmail. No sorprende la complicidad de esta empresa. ¿Quién o quiénes…? ¡no sé!

www.facebook.com/viborianuscolumna  viborianus@gmail.com  @viborianus  

www.viborianus.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba