Notas

Una obra en el naufragio en Chetumal

Pena Capital
Javier Chávez
Novedades Chetumal
.

centro de control climatico2El Centro de Educación Climática (CEC) de Chetumal es de esas obras que duelen, ya que sus instalaciones se han deteriorado a grandes pasos. El sitio está abandonado porque fue deficiente el drenaje, lo que provoca severas inundaciones en su planta inferior.

El arquitecto paisajista Luis Carrión Cuéllar es padre de esa obra fallida, a causa de la irresponsabilidad de dos funcionarios de ese entonces: Ángel Mota Salazar (subsecretario de Política Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente del estado) y José Roch Vázquez, director de Cambio Climático y Gestión Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente.

Y con tal de ahorrar el cinco por ciento del presupuesto, disminuyeron el drenaje de 330 mil litros de capacidad, dejándolo en 110 mil. Reducido así el tamaño de las cisternas, el inmueble se inunda y mantiene el agua estancada, siendo un criadero de mosquitos y gusarapos.

Actualmente es utilizado como entrada al zoológico Payo Obispo, lo que equivale a adquirir un Ferarri exclusivamente para ir por las tortillas. Porque la obra costó 45 millones de pesos, aportados por los gobiernos federal y estatal. Recordemos que fue inaugurada el cuatro de abril de 2011, un día antes de que el gobernador Félix González Canto fuera relevado por Roberto Borge.

Ayer visité esa obra perdida en el naufragio, y aproveché para recorrer la zona frontal del zoológico. Descubrí que fue arrancada la placa original de la inauguración del zoológico, cuyo corte de listón corrió a cargo del presidente José López Portillo y del presidente municipal Hernán Pastrana Pastrana.

Esta placa oculta un pedazo de nuestra historia, pero esto son incapaces de comprenderlo esos funcionarios municipales que andan pintando con el color de los centavos todos los monumentos de Chetumal. Ni Lázaro Cárdenas se escapó de este baño dorado.

Un empleado –cuyo nombre reservo por razones obvias – me confesó que la placa fue enviada a una bodega del Ayuntamiento capitalino. Espero que ahí continúe, y que no se les haya ocurrido la peregrina idea de ocuparla para rellenar baches. Porque son capaces de eso y más.

Un comentario

  1. Y ESO ES LO UNICO QUE QUEDO DEL ROBO DEL ARQ. CARRION, MIENTRAS EL SIGUE VIAJANDO A LA CD. DE MEXICO TAN TRANQUILO, VERGUENZA LE DEBERIA DE DAR, PERO NO TIENE LA CULPA QUIEN LO HIZO COMPADRE, CUANDO ESTA PROTEGIDO POR ALGUIEN EN EL GOBIERNO DEL ESTADO, TODAS SUS MARRULLERIAS HAN SIDO CUIDADOSAMENTE LIMPIADAS. NO ES JUSTO QUE MIENTRAS EL ESTADO SE SIGUE ENDEUDANDO PARA COBIJAR A ESTE TIPO DE SABANDIJAS, PARASITOS Y RATEROS. PERO LA CIUDADANIA TIENE LA CULPA DEBEMOS EXIJIR CASTIGO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba