Notas

Usa el poder para beneficio personal

Chetumal, 12 Junio

(Por Esto Q Roo).

Antes de renunciar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para declararse diputado independiente de la XV Legislatura, Juan Carlos Pereyra Escudero “nació” y “creció” políticamente a la sombra del expresidente municipal de Solidaridad y actual gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, permitiéndole ocupar diversos cargos públicos y de elección popular bajo las siglas del PRI, los cuales utilizó a conveniencia para beneficiarse personalmente y a su familia en lo económico y político.

Este diputado podrá ser independiente, pero no puede ocultar su pasado priista lleno de excesos y donde amasó una gran fortuna al amparo del poder, y por su alto grado de corrupción fue llevado, en septiembre de 2015, a pedir su “renuncia obligada” al cargo de secretario general del Ayuntamiento de Solidaridad, que ocupó durante dos años dejando pésimos resultados.

Como secretario general de Solidaridad, Pereyra Escudero fue señalado y denunciado por sus excesos, corrupción, tráfico de influencias, despojo y abuso de poder; sin embargo, tan deshonroso pasado no le fue impedimento para que siguiera gozando de un manto de impunidad y enriquecimiento al cobijo del PRI y del ahora gobernador Carlos Joaquín González.

El actual diputado independiente por la XV Legislatura presentó su “renuncia” a la secretaría general del Ayuntamiento de Solidaridad en septiembre de 2015, cargo que venía ocupando desde el 30 de septiembre del 2013, cuando comenzó la gestión de Mauricio Góngora Escalante, presidente municipal para el periodo 2013-2016.

Pereyra Escudero fue relevado por Rafael Eugenio Castro, quien se desempeñaba como oficial mayor, tras ser aprobado por los regidores en el marco de la vigésima tercera sesión extraordinaria de Cabildo, celebrada la mañana del 25 de septiembre de 2015.

Este flamante diputado comenzó su carrera “política” en el 2005, durante la administración de Carlos Joaquín González, periodo 2005-2008, donde primero fungió como su secretario privado y después como director de Atención Ciudadana.

Para las elecciones del 2008, Carlos Joaquín González negoció que Juan Carlos Pereyra Escudero ocupara el cargo de regidor en el Ayuntamiento 2008-2011, en el que fungió como presidente municipal Román Quian Alcocer; para los comicios del 2011 lo impuso como diputado local por el IX Distrito Electoral, con lo que formó parte de la XIII Legislatura en el periodo 2011-2013, y desde el 30 septiembre de ese año 2013 venía fungiendo como responsable de la política interna, y no obstante ese cargo, se le atribuyen las invasiones de las casas en “obra negra” y de un extenso predio del fraccionamiento In House.

En el marco del proceso electoral 2016, el exgobernador Roberto Borge le regaló la diputación plurinominal y a su hermano Jorge Julián Pereyra Escudero le entregó la Notaría Pública Número 93, como parte de un “paquete” que el exmandatario priista otorgó a sus incondicionales.

La diputación plurinominal que ahora ostenta gracias al PRI, sirvió para que Pereyra Escudero traicionara a Carlos Joaquín y le diera la espalda en las elecciones que se celebraron el 5 de junio de 2016, a pesar de que el ahora gobernador de Quintana Roo le dio todo en bandeja de plata y le ayudó a forjar su cuestionada trayectoria política, encargándose incluso de taparle sus corruptelas.

Como el PRI perdió la gubernatura en el proceso electoral del año pasado, Juan Carlos Pereyra se apresuró a abandonar la militancia priista para declararse independiente, convirtiéndose desde el Congreso del Estado en fiel lamebotas del gobernador Carlos Joaquín esperando su perdón, pero eso sólo porque el flamante diputado no quiere perder todos los privilegios que consiguió tras más de una década de estar al cobijo del PRI y del gobernador en turno.

Aunque ahora se dice independiente, Pereyra Escudero no podrá ocultar sus mañas y su pasado priista, que está manchado de excesos, corrupción y un insultante enriquecimiento ilícito al amparo del poder, siendo protegido por más de una década por el viejo PRI y el gobernador Carlos Joaquín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno + trece =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba