“Veo un México con hambre y con sed de justicia”

Por: Quetzalcóatl – Kukulkán

La frase célebre del mártir Luis Donaldo Colosio, candidato presidencial, asesinado en 1994 por gobernantes en turno, “Veo un México con hambre y con sed de justicia”, sigue doliendo a todos los mexicanos y las cosas revueltas en cada rincón de Patria, demuestra que las políticas públicas sólo dejan más nuevos ricos, más indolencia, más violencia y más chapulines como candidatos en nefastas campañas pero… sin beneficio alguno para la población.

En Quintana Roo tenemos la fortuna de contar con cenotes, lagunas, ríos y el Mar Caribe que no sólo abastecen de agua a los quintanarroenses sino que también sirven para lucrar con negocios bajo la mesa con empresas y gobiernos corruptos, enriqueciendo a unos cuantos.

La preocupación no es tanto el ver cómo saquean el agua dulce a bajo costo para empresas que venden agua purificada y refrescos u otro tipo de bebidas y remedios para erradicar el sargazo, sino saber de la múltiple contaminación de las dos principales fuentes de aguas que sostienen el turismo en la entidad, el Mar Caribe y el Gran Acuífero Maya.

El blanqueamiento y muerte de los corales es una respuesta al gran contenido de sustancias químicas que vierten a través del gran Acuífero Maya al mar, desde pipas con aguas negras de algunos hoteles, hasta drenajes conectados directamente a estos cuerpos de agua; sin contar con el arribo de sargazo debido al calentamiento global que provoca Estados Unidos de Norteamérica, pero ninguna inversión logrará erradicarlo. ¡Oiga usted!

En todo Quintana Roo existen miles de fosas sépticas en servicio y todos los días filtran su contenido en mayor o menor grado al manto freático, el drenaje se debió haber hecho cuando se hizo la primera casa en cada ciudad. Es una contaminación total que, en vez de disminuir, aumenta con el desarrollo urbano y que decir de las calles pestilentes debido al pésimo manejo de drenajes y pozos de absorción.

Pero lo más lamentable es tener que pagar el aumento mensual en los recibos de agua “potable” y tener que comprar agua purificada, que no sólo no nos hidrata sino que le quitan ciertos químicos para que consumamos más. ¿Pero alguien cree que el agua de CAPA o Conagua es potable para consumo humano? ¿Alguien se atreve a tomar agua directamente de la llave? Cuando hasta las familias más pobres compran agua patito de 10 pesos el botellón aunque contenga materia fecal y no sea tan purificada.

Virulentos rellenos sanitarios

Los rellenos sanitarios quintanarroenses no cumplen en su mayoría con la Norma, pues construyen “huecos en el suelo y una membrana que no dura mucho”. Además de los tiraderos a cielo abierto, ante la falta de servicios adecuados en el manejo de la basura, los incendios forestales y basura acumulada en las calles por falta de recoja. Supuestamente venderían la basura a una empresa Regiomontana de reciclaje pero… ¿Qué gobierno y sociedad tomará las riendas para proteger el Medio Ambiente?

Prometer no empobrece, dar es lo que aniquila”, dice una vieja expresión popular que ahora vuelve a tener vigencia en la política de México.

Hace falta la cultura del reciclaje en la sociedad, es una cuestión de enseñar en las familias a separar estos residuos orgánicos para composta e inorgánicos para reciclar, ya que lo que va a cuidar es el “planeta” que necesita la ayuda de todos.

Se necesita el sistema de recolección de basura, que un camión recoge los desechos orgánicos y en otro camión los desechos inorgánicos, en días y horarios establecidos, de tal manera que los vecinos saben a qué hora deben de sacar su basura; requerimos tecnología, educación y la participación de la ciudadanía, pero sobre todo un gobierno comprometido con su pueblo.

Los encargados del turismo no se dan cuenta de este gran problema, pues solo están concentrados en el número de cuartos de hotel, en las Ferias en el extranjero, (para llevar a su cortejo) en la promoción turística del Estado, pero el problema del agua y contaminación, nadie lo ve.

La contaminación de los mantos acuíferos representa un serio riesgo para la salud en Quintana Roo, ya que de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, sólo el 30% de las aguas residuales que se generan son tratadas, mientras el 70% de las aguas se va sin tratamiento a cenotes, lagunas y ríos subterráneos.

De acuerdo a información en internet, el 60% de la población ha comenzado a verse afectada porque la contaminación de los mantos acuíferos representa un serio riesgo para la salud humana y puede alterar el equilibrio ambiental de los extensos humedales costeros y cuerpos de agua dulce además de que los incendios del supuesto relleno sanitario no sólo contaminan el medio ambiente sino que también incrementa las enfermedades.

Nuevos diputados

Tanta problemática sin embargo los aspirantes a una de las 25 diputaciones en la XVI Legislatura del Congreso del Estado de 10 partidos políticos. Creen que con la bendición del Altar Mayor o el compadrazgo con los chapulines, todo está dicho; pues de transparencia y discursos se cuelgan todos, pero el espacio sideral entre “Un Pueblo con hambre y con Sed de Justicia” y sus representantes en el gobierno, cada día se divide más.

Después de todo la ignorancia hace feliz a la gente.  Y mientras no haya conciencia por el Medio Ambiente, la herencia que dejaremos a nuestros descendientes seguirá en el vacío… letra muerta.

Deje un comentario

18 − 9 =