Principales

A exprimirle el bolsillo al padre de familia

Pena Capital

Javier Chávez 
Novedades Chetumal
.

Cobrar 66 pesos por expedir una constancia de estudios en una secundaria pública de Chetumal me parece un exceso, y más si la escuela se ubica en una zona deprimida económicamente, como es el caso de la David Alfaro Siqueiros, en la colonia del Bosque.

Una madre de familia que vive al día me expuso esta situación complicada, tomando en cuenta que como tantos miles viene de enfrentar los gastos en uniformes, calzado y útiles escolares, insignificantes para el más encumbrado burócrata de la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC), pero letales para bolsillos anémicos.

La constancia de estudios la exigen los burócratas educativos para refrendar las becas cuya entrega es tan ocasional y soñada como un campeonato del Cruz Azul, pero que no dejan de ser un recurso perseguido por familias que sacan todo el jugo a 66 pesos, entregados injustamente a personal de una secundaria que cobra a precio de oro un servicio que debe ser gratuito.

A todo esto, ¿los 66 pesos por padre o madre de familia qué destino tienen? Porque la cuenta es estratosférica cuando incluimos a miles de padres de familia que desembolsan este dinerito.

Los burócratas de la SEyC deben tener en cuenta la realidad de las familias que apenas subsisten, dejando para mañana el lucro sistemático. Porque se les pasa la mano al considerar a los padres de familia clientes que deben ser desplumados con cualquier excusa. 

Un comentario

  1. Yo tramité unas constancias de estudio en la Sec. Adolfo López Mateos y me cobraron 216 pesos, y ni siquiera me dieron un recibo. y ni modos lo tuve que pagar ya que lo necesitaba para la beca de mi hija. Que aún no han pagado por la SEYC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − tres =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba