Principales

A los periodistas y hombres del poder

Javier Chávez Ataxca
.

La ejecución de nuestros compañeros de páginas en La Jornada: Miroslava Breach Velducea y Javier Valdez Cárdenas –corresponsales en Chihuahua y Sinaloa–, es un atentado a México y un río de sangre que debe obligar a la reacción de nuestros políticos, independientemente de sus colores. Cómo duele la muerte violenta de tantos compañeros a manos de sicarios que los gobiernos persiguen con mano excesivamente blanda.

La realidad de Quintana Roo es hasta hoy menos grave, pero las jaurías pueden agredir en cualquier momento a uno de los nuestros; la amenaza está latente en el asfalto, por lo que se impone la necesidad de prevenir antes de la llegada de los que matan por encargo.

Hemos seguido muy de cerca las manifestaciones de compañeros cuyas posturas no compartimos, pero respetamos como todas las expresiones a cielo abierto o negado. Los viscerales y virtuosos liderazgos de tres o cuatro periodistas cancunenses han agitado imprudentemente las aguas con el huracán tocando el timbre de nuestros hogares y oficinas.

Pero son más los compañeros de Cancún que han mantenido un preocupante diálogo, abrazando la necesidad de cerrar filas como una manada que no se puede dar el lujo de agredir al más cercano, dejando flancos vulnerables a los leones.

Soy presidente de la Asociación Civil Periodistas del Caribe, fundada el 24 de marzo de 2014 con la participación de entusiastas periodistas de nuestro estado. Nuestra AC se ha pronunciado por la superación de agravios hechos por un bloque de compañeros de Cancún que impusieron la abrogación de nuestra ley de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas, lanzando al canal de aguas negras un trabajo de largo aliento que contó con la participación de expertos que obsequiaron su valiosa asesoría. Pero con el afán de reconstruir debemos tener la mirada fija en los días por venir, no menos turbulentos según el pronóstico.

Periodistas del Caribe es respaldado por participativos colegas que simpatizan con nuestra filosofía con sentido práctico, ya que nada por muy irresistible que sea puede dañar nuestro compañerismo de décadas; somos una familia en expansión, con nuevos talentos lanzados al ruedo.

Hablar de unanimidades es una baladronada, porque la diversidad de expresiones es nuestra esencia y fortaleza. Pero la mayor parte de los periodistas con trayectoria está en nuestras filas con la agenda de la prudencia ante oleadas viscerales que tanto lamentamos, revisando a la vez escenarios repentinos y con nuevas líneas de acción para edificar lo que importa: una ley incluyente y democrática que sea capaz de proteger a todos los periodistas.

En esta tarea seguiremos involucrados sin aceptar perversidades de los hombres del poder y ciertos periodistas que ya deben superar el duelo de vencidas del norte contra el sur, dando paso a un solo Quintana Roo con sus 11 municipios que desarrollan un periodismo que beneficia a sus zonas de influencia.

Quien decida incorporarse a nuestra labor es bienvenido, y su participación fortalecerá los esfuerzos de nuestros compañeros que persiguen la unidad de todo el gremio, desinflando actitudes hostiles con un apretón de manos y un abrazo. Contigo ese alto objetivo será posible.

2 comentarios

  1. Felicidades al grupo. NO MAS INJUSTICIA. NO MAS IMPUNIDAD. NO MAS ABUSOS DE PODER. VIVA LA LIBERTAD DE PRENSA Y LA PUBLICACIÓN DE VERDADES

  2. Muy respetable la labor de un periodista y es una lastima que por sacar la verdad los estén amenazando y matando, pero igual creo que deberían de acreditar al verdadero periodista ya que hoy en día con un cel en la mano o una libretita hay gente que se dice periodista y lejos de hacer un buen trabajo se dedica a difamar a las personas buscando algún beneficio y es por esas personas que dejan al gremio por los suelos y afectan a los verdaderos periodistas.

    Seria bueno igual pongan algún tipo de filtros o no se si llevan algún registro de quienes se dedican al periodismo, algo así como un examen de control y confianza para que la persona que quiera o se dedique al periodismo lo haga con toda la profesión y honestidad y no se dedique a difamar a las personas ni extorcionar porque si hay «periodistas» que se dedican a eso.

    Saludos y mis respetos para los verdaderos profesionales de la hoja y el lapiz…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba