Principales

Agroecología en la cuarta transformación de México. Propuestas ciudadanas

Visión Intercultural
Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com

AMLO recibe un país con muchísimos rezagos de todo tipo en educación, violación de los derechos, combate a la corrupción e impunidad, salud, …y en materia alimentaria.

No se necesita ser una persona sabia para concluir que en nuestro país hay muchas cosas que no están funcionando desde hace varios sexenios. No podemos hablar del éxito en el sector agropecuario cuando tenemos un país ubicado en los primeros lugares en obesidad, ¡esto es desnutrición! Si bien tenemos una gran extensión de áreas naturales protegidas –mucho gracias a esfuerzos de personas con alta conciencia ambiental, no como resultado de políticas públicas– también tenemos grandes focos de contaminación debido a macro y micro proyectos ambientalmente irresponsables (minas, desarrollo inmobiliario, etc.) que aumentan la huella de carbono producido en México, que contaminan los mantos freáticos, que destruyen la biodiversidad y las culturas que han sostenido esa biodiversidad, o que promueven el uso de transgénicos que ponen en peligro el germoplasma nativo, tradicional de varias especies, así como la afectación negativa de la apicultura, ….y sin las consultas de ley a la sociedad o pueblos indígenas. Por lo tanto, si hay algún éxito en la política actual de seguridad alimentaria y nutrición, quizá sea solamente en un sector pequeño de los mexicanos.

Desde hace varios sexenios el modelo de producción alimentaria en México ha descansado en el paradigma de seguridad alimentaria (en años recientes se le puso apellido: y nutrición), lo que ha guiado políticas públicas que han favorecido la investigación e implementación de tecnologías que han dañado el ambiente y tejidos sociales, incluyendo la tenencia y seguridad de la tierra. Es decir, el estado dice que “garantiza” la alimentación y nutrición, pero no dice cómo lo hace.

En México, y en muchos otros países, existe una alternativa real al modelo de producción de alimentos promovido por el gobierno, se llama AGROECOLOGÍA, ciencia, práctica y movimiento que nació en Tabasco en el extinto Colegio Superior de Agricultura Tropical, CSAT. La agroecología ha recibido reconocimiento internacional, por ejemplo, la FAO organizó en abril de 2018 un simposium en el que la participación de cientos de representantes de países y climas permitió demostrar la viabilidad de su implementación a gran escala para atender problemas de contaminación, de calentamiento global, de conservación de recursos naturales y agrícolas, germoplasma, y para reconocer saberes, idiomas y culturas de pueblos originarios. Poco antes de las elecciones de julio, el New York Times publicó un artículo presentando el gran potencial de la agroecología para la producción sostenible de alimentos en el mundo. Existe ya un gran cuerpo de investigación y resultados que respaldan lo anterior.

Agroecología descansa en el paradigma de soberanía alimentaria, cuya implementación no solo cubre la seguridad y nutrición alimentaria, sino que lo hace sin la contaminación ambiental ni erosión de germoplasma. Nace, y descansa, en saberes y conocimient culturas. Adicionalmente toma en cuenta temas relacionadas con la equidad de género, tenencia de la tierra, seguridad patrimonial, entre otras mas.

Agroecología, por lo tanto, merece atención prioritaria por nuevo gobierno de AMLO. La propuesta de la 4ª transformación de México no puede darse bajo el paradigma de producción de alimentos que no solo no ha funcionado durante sexenios, sino que ha dejado condiciones socio-ambientales y económicas bastante frágiles en el campo mexicano, en los campesinos, agricultores, pequeños propietarios y en la salud de los ecosistemas y la gente.

Con base en lo anterior, expertos de diferentes instituciones académicas y de la sociedad civil, que saben como implementar la agroecología en materia de investigación, formación de recursos humanos, políticas públicas, conservación y potencialización de recursos y saberes, impulsar el crecimiento económico con base en economía social, etc., en una palabra, como diseñar sistemas agroalimentarios sostenibles, hemos decidido unir nuestras capacidades, conocimientos, experiencias, contactos, para aportar información útil que permita y demuestre como la agroecología no solo es importante sino vital para el éxito de la 4ª transformación de México. El grupo inicial se integra por:

Dra. Lilia Fraire (Género y desarrollo comunitario)
Dra. Valeria Cuevas Albarán (Etnomarketing y economía comunitaria)
Dra. Laura Trujillo (Agroecología política)
Dr. Ramón Mariaca Méndez (Etnobiología)
Dr. Freddy Ortiz (Fitopatología)
Dr. David Palma López (Suelos)
Dr. Octavio Ruiz Rosado (Sustentabilidad y re-diseño participativo de agroecosistemas)
Dr.Wilder Camacho Chiu (Desarrollo comunitario sostenible)
Dr. Apolinar Oliva Velas (Economía campesina)
Dr. Julio Cámara Córdova (Suelos)
Dr. Rutilo López (Manejo de agua)
Dr. Francisco López Olguín (Entomología y Estadística)
Dr. Francisco Rosado May (Agroecología y educación intercultural)
MC Miguel A. Hernández Bautista (Empresas comunitarias)
MC Juan Carlos Chacón (Desarrollo comunitario)
MC Arturo Tello (Desarrollo comunitario sostenible)

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba