Principales

Alerta en Payo Obispo

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

Una chetumaleña habitante de la colonia Payo Obispo de esta capital vivió el terror y la desesperación en carne propia cuando su vehículo, un pequeño Corsa 2003, fue quemado completamente por sujetos desconocidos que, al parecer sin motivo alguno, rociaron gasolina sobre la unidad y le prendieron fuego, reduciéndola a cenizas.

El infame acto de vandalismo ocurrió en una zona de alta densidad poblacional, justo frente a un parque aledaño a la manzana 21 de la populosa colonia, el cual a decir de los propios vecinos se ha convertido en un nido de malvivientes.

auto incendiado2Y es que ese espacio destinado para la recreación y que se encuentra en medio de la colonia, a sólo unos pasos de una escuela privada de educación básica y de una iglesia, es prácticamente propiedad de un grupo de jóvenes con aspecto pandilleril -muchos de los cuales ni siquiera viven en las cercanías- que, según la versión de los propios habitantes, se dedican a tomar, a drogarse y a jugar futbol.

Esta situación ha provocado que los niños y familias de la zona hayan abandonado el parque y hasta han solicitado a las autoridades municipales que lo cierren por completo o que lo conviertan en una zona de juegos infantiles para alejar a los vándalos del área, pero su clamor nunca fue escuchado.

Para colmo, las corporaciones policiacas tanto municipal como estatal brillan por su ausencia, convirtiéndose en cómplices tácitos de los malandrines, que se atreven incluso a atentar contra las propiedades ajenas sin temor al castigo.

La situación de riesgo para los vecinos de Payo Obispo se ha disparado luego del inédito suceso registrado esta semana, causando gran conmoción y miedo, pues la amenaza para su seguridad es más real que nunca y ante la omisa acción de las autoridades policiales no descartan la idea de tomar justicia por mano propia.

La afectada interpuso una denuncia contra quien resulte responsable por el daño a su propiedad ante la Procuraduría de Justicia, dependencia que debe dejar de lado la simulación y tomar muy en serio la investigación del caso para dar con los responsables.

La pelota está ahora en la cancha del Procurador Arturo Álvarez Escalera, quien está obligado a brindar una respuesta a los ciudadanos que esperan que las indagaciones ofrezcan resultados y que se castigue a los culpables, aunque su confianza en las autoridades es minúscula.

Justicia y seguridad, es todo lo que piden en Payo Obispo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba