Principales

Ambulantes ponen en jaque a mercados de Chetumal

Chetumal, 30 de septiembre
Juan Juárez Mauss

Locatarios de dos mercados públicos municipales de la capital del estado  se quejaron de la proliferación de vendedores ambulantes en la cercanía de estos centros de abasto afectando sus ingresos ante la competencia desleal, ya que hay una gran diferencia en el pago de impuestos al Ayuntamiento.

Al respecto, Manuel Alcocer, comerciante establecido, indicó que la situación para los comerciantes de los mercados es crítica debido a la instalación de la Zona Libre, la Plaza Las Américas y ahora el crecimiento desmedido de vendedores ambulantes en las inmediaciones de los dos más grandes mercados de la capital del estado.

Arturo Benítez, vendedor establecido en el mercado Manuel Altamirano, destacó que la situación es cada día peor, puesto que los vendedores ambulantes acaparan a los clientes antes de que lleguen a los negocios ubicados dentro del  mercado.  “Las autoridades en este sentido no nos apoyan, además esta gente da una mala imagen a la capital del estado y a los visitantes de otros estados que nos visitan”.

 Por otra parte, Eliseo Fuentes, mercader del centro de abasto Lázaro Cárdenas, dijo que ellos tienen que  pagar las cuotas de basura y la renta de los locales, mientras que los ambulantes solo aprovechan  los horarios establecidos para este servicio de basura sin erogar ningún costo, “convirtiendo al mercado en un foco infeccioso, puesto que los camiones de recolección no se dan abasto con lo que los locatarios generan y además lo que producen los vendedores ambulantes, estos no pagan ningún peso por el servicio”, dijo.

Los entrevistados solicitaron  al alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui  establezca medidas a través de sus subordinados para que se resuelva esta situación que puede ser un problema si se permite sigan creciendo las agrupaciones de vendedores ambulantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + 10 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba