Asalto, plagio y ejecución en Chetumal

Chetumal fue azotado por el día más violento en muchos años, y vaya que los hemos tenido sangrientos y agitados en los últimos tiempos, pero este martes 10 fue abundante en sucesos consecutivos, indeseables en esta capital tan maltratada donde aprendimos a atesorar nuestra seguridad como patrimonio colectivo, raspado por delitos más frecuentes y dañinos.

Asalto: poco antes del mediodía una mujer iba en auto a depositar 300 mil pesos al Bancomer –en pleno centro–, pero dos delincuentes le cierran el paso en vehículo frente al Banjercito y la despojan del dinero, producto de las ganancias de una ferretería. La dama se refugia en una Notaría cercana, dominada por el pánico porque fue amenazada a punta de pistola. El par de hampones escapa.

Plagio: en otro punto de Chetumal, un hombre es privado de la libertad y lo mantienen en una casa de seguridad de la colonia Fidel Velázquez, sobre la avenida Cuatro de Marzo. El señor fue plagiado en una tienda departamental de la colonia Proterritorio y de inmediato se puso en acción la policía, persiguiendo un auto y un taxi donde trasladaban a la presa. Los delincuentes son acorralados y en una maniobra desesperada se encintan la boca para hacerse pasar por víctimas. El hombre es rescatado y decomisan cuatro armas largas y dos cortas.

Ejecución: un hombre es sorprendido en su vivienda, cerca del Parque del Queso. Según la Fiscalía permite el ingreso del atacante que lo mata a balazos. El ejecutado tenía antecedentes delictivos y la venganza es el móvil aparente. El par escapa en motocicleta y se pierde en la avenida de los Insurgentes.

Con perversidad difunden en redes sociales y grupos de WhatsApp que habían activado el Código Rojo en Chetumal y circula una grabación sembrada por un maldoso para desatar el pánico, pero de inmediato reacciona Jesús Alberto Capella Ibarra –titular de Seguridad Pública Estatal– para desmentir el ponzoñoso rumor.

Capella estaba ayer en Tijuana, donde despedía a su señora madre recientemente fallecida: la profesora Evangelina Ibarra Baptista. Un episodio de justificable llanto para el titular de Seguridad Pública, cuyo dolor infinito se respeta de todo corazón.

Pero Capella comete el error de incluir en su tuit dos publicaciones de feisbuqueros que reaccionaron de bote pronto, al calor de la emergencia. Ellos son Arturo y Cielo. El primero dice: “El diablo anda suelto hoy en Chetumal; asaltos, secuestros y ejecutados y los ciudadanos más vulnerables que nunca”. Y ella escribe: “Día muy feo para la capital del estado…y quedan horas…tengan precaución! Nada fuera de lo común en ambas publicaciones, motivadas por el temor que invade a los buenos. Tanto Arturo como Cielo reaccionaron, reprendiendo a Capella.

Flagelada nuestra capital por el crimen, fue fulminante la reacción de la Marina y la Guardia Nacional para acorralar a los plagiarios, contando con la posterior intervención de la Fiscalía del Estado. Única noticia favorable en la terrible jornada de ayer.

El ascenso de Jorge Portilla en Tulum

El alcalde expriista de Tulum, Víctor Mas Tah, designó ayer a Jorge Portilla Manica como director general de Ordenamiento Ambiental, Urbano y Cambio Climático. El tabasqueño de nacimiento reemplaza a Gustavo Maldonado Saldaña, designado Director General de Planeación en sustitución de Portilla Manica, quien fue titular de Infraestructura y Transporte (Sintra) en el equipo del gobernador Carlos Joaquín González.

Jorge Portilla intentó ser candidato de la coalición PAN-PRD a la alcaldía de Tulum, pero se bajó del caballo al olfatear vientos adversos. Ahora está en una posición de mayor exigencia y cuenta con toda la confianza del alfil joaquinista Víctor Mas, quien representa al PAN y al PRD.

Deje un comentario

cuatro × 2 =