Principales

Bacalarenses amenazan con armarse contra la delincuencia

Bacalar, 26 de julio
Juan Juárez Mauss

Como última alternativa para defender su patrimonio, empresarios del sector turístico de Bacalar analizan la posibilidad de enfrentar con armas a los delincuentes ante el estado de desamparo en el que dicen encontrarse por parte de las autoridades.

Señalaron que hasta el cansancio han solicitado mayor vigilancia en la cabecera municipal, pero la policía se encuentra atada de manos ante el reducido número de elementos, apenas 37 de los cuales 17 son administrativos y 20 divididos en dos turnos para vigilar las 11 colonias.

David Martínez Sánchez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, destacó que integraron grupos de comunicación directa con la policía e instalaron cámaras de vigilancia en sus negocios, pero nada ha frenado a los delincuentes. “En ocasiones son detenidos, pero aun cuando se encuentran plenamente identificados y con denuncias a cuestas, obtienen su libertad sin mayores problemas”, aseguró.

Dijo que como último recurso algunos agremiados de la AHyRB analizan la posibilidad de portar armas como alternativa para defender sus negocios.

Enfatizó que los empresarios viven en un clima tenso, porque la desfachatez de los delincuentes es tal que ingresan a los cuartos de hotel cuando los huéspedes duermen para extraerles sus pertenencias, lo que resulta sumamente preocupante. Indicó que en una semana se registraron tres atracos a igual número de centros de hospedaje.

La tarde de este miércoles, un grupo de aproximadamente 15 personas, armados con machetes, picos, hachas y palos, algunos con el rostro cubierto, acudieron a la cárcel municipal en pleno centro de la ciudad, con la intención de linchar a tres delincuentes que fueron detenidos por ellos mismos la madrugada del martes en la colonia Benito Juárez.

La acción fue evitada por el encargado de la Policía Municipal, Carlos Briceño Villagómez, quien se comprometió mantener tras las rejas a los delincuentes otras 36 horas en tanto resuelve La Fiscalía del Ministerio Público la situación de los detenidos. Los fustigó a acudir a esa dependencia para que les brinden una respuesta.

Ramiro Ortiz Soto, comandante de la Policía Ministerial en Bacalar, detalló el procedimiento que tienen que seguir para fincarles responsabilidades a los delincuentes y poderlos ingresar al Cereso, toda vez que no fueron detenidos en flagrancia del delito.

Los inconformes concedieron 36 horas a las autoridades para que recluyan en la cárcel al trío de delincuentes, de otra manera, aseguraron, tomarán la justicia por cuenta propia.

Javier Ramón Padilla Balam, diputado por el distrito de Bacalar, reconoció el derecho de los ciudadanos para manifestar molestia por una situación que se ha vuelto desesperante en Bacalar, pero los instó a conducirse bajo el marco legal.

Ofreció acompañamiento tanto para el sector empresarial y los mismos ciudadanos para buscar una respuesta por parte de las altas autoridades de la Fiscalía General del Estado que deje satisfechas sus demandas y cese el clima de inseguridad que priva en la cabecera municipal.

Cabe señalar que a finales del año pasado la ciudad de Bacalar vivió una ola delictiva similar a la que obligó a los empresarios a organizarse y buscar acercamiento con el presidente municipal, Alexander Zetina Aguiluz, quien a regañadientes los atendió. Se comprometió a instalar filtros en las entradas de la ciudad conjuntamente con la Policía Federal e intensificar la vigilancia, pero nunca se hizo.

*Foto ilustrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − tres =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba