Principales

Banamex, cómplice de los estafadores, señala afectada

Chetumal, 25 de agosto

La empresa Banco Nacional de México (Banamex) será señalada como cómplice del fraude ocurrido la tarde del pasado viernes en Chetumal, cuando una persona en contubernio con dos más, logró despojar de 21 mil pesos a una mujer. El principal actor del atraco vestía como ejecutivo del banco e incluso sostuvo pláticas con el demás personal y por si fuera poco utilizó una oficina de la estación bancaria.

De acuerdo con la agraviada, Martha Elizabeth Mayel Ramírez, la tarde del pasado viernes, acudió a la sucursal Banamex ubicada la avenida Alvaro Obregón con Benito Juárez de la colonia Centro con la intención de retirar todo el recurso que tenía en su tarjeta de débito.

Detalló que una vez que le fue entregado el dinero en efectivo, la cajera le comentó que si contaba con tarjeta de crédito se la podía cambiar con una de mayores facilidades de pago y mayor rango crediticio, puesto que el manejo de las cuentas de débito lo permitían, por lo que asintió y la cajera le retuvo la credencial de elector.

La cajera le indicó que se dirigiera al área de ejecutivos, dicha área que está construida de tal forma que el cliente dé completamente la espalda hacia la entrada y hacia los demás usuarios que están en la sala.

Antes de llegar a la sala de espera para ser atendida por un agente, una mujer se le acercó y amablemente le preguntó si “era familiar de Carmen, pues se parecía mucho”, a lo que ella contestó que no. Esta mujer que la cuestionó venía precisamente de hablar con una ejecutiva de ventas.

Mayel Ramírez se sentó en una de las bancas de espera, mientras que a un lado suyo se sentó un sujeto. Minutos después se acercó a ellos otro masculino que vestía idéntico a los ejecutivos del banco, con pantalón de vestir y camisa blanca e incluso portaba lo que parecía un gafete.

Precisamente, esta persona había estado momentos antes conversando con otro ejecutivo. Les comentó que si habían retirado dinero, por lo que el sujeto que estaba a su lado, con acento cubano dijo que sí, por lo que ella asintió con la cabeza. El ejecutivo les pidió pasar a una de las oficinas, por lo que ambos accedieron.

Con todas estas acciones todo parecía normal, puesto que de no trabajar ahí, los demás trabajadores lo hubieran notado al momento de que ocupó uno de los escritorios del banco. El sujeto le pidió el dinero, supuestamente para certificar los billetes de 500. El cubano fue el primero que entregó el dinero, posteriormente la mujer.

El supuesto ejecutivo les dio un formato para rellenar, en donde se les pedía nombre completo, número de cuenta y otros datos personales, mientras tanto afirmó que iría a certificar los billetes. El sujeto se alejó, pero debido a que no estaba de espalda a todo, la mujer no se percató si se dirigió a la salida.

Minutos después el cubano dijo que iría a buscar un lapicero, puesto que el ejecutivo no le dejó ninguno, por lo que se levantó y tras reaccionar, a la mujer se le hizo raro y al voltear se percató de que el sujeto estaba saliendo por la puerta principal.

Dijo que en ese momento se dirigió a la persona con la que la mujer que le había abordado y el propio agente que la atendió habían estado hablando, y le contó la situación, por lo que se le dijo que ninguno de los trabajadores tiene la facultad para agarrar dinero de los clientes, a menos que sea en caja.

Fue en ese momento donde empezó todo el embrollo, puesto que todos los ejecutivos se reunieron y tras conversar hicieron llamar a la gerente, quien atendió personalmente a la afectada y tras escuchar lo ocurrido reportó los hechos a la Ciudad de México en oficinas centrales.
Sin embargo, lo que se le hizo raro a Martha Elizabeth, es que ninguno de los trabajadores daba aviso a la policía, por lo que decidió dar el reporte al número de emergencias 066, pero para eso ya habían pasado más de 20 minutos.

A pesar de que la mujer reclamó que no había salido del banco y que vulneraron la seguridad de la empresa, los representantes de Banamex dijeron que acudiera a interponer denuncia, puesto que ellos no se hacían responsable, o que realizara un oficio para exigir su dinero pero que esto no es factible, o que por lo menos tarda hasta 60 días.

Lo que reclamó Martha Elizabeth Mayel Ramírez es que no puede ser posible que una persona se haga pasar por personal del banco, que vista de la misma manera, y que incluso utilice uno de los escritorios del inmueble y que el personal de seguridad, ni las cámaras, ni los propios trabajadores, que no son muchos, no se percaten de que la persona es ajena.

Cabe señalar que los ejecutivos que tuvieron contacto con los malhechores dijeron que la mujer que confundió a Martha con “Carmen” se acercó a uno de ellos a preguntar dónde podría realizar un trámite para obtención de tarjeta, mientras que el que estaba vestido de ejecutivo se acercó para pedir unos clips.

La mujer fue invitada por los cuerpos policiacos a interponer su denuncia, lo que así hizo, pero el hecho se asentó como fraude. Durante el próximo lunes acudirá a ampliar su declaración y señalará como cómplice a la propia empresa Banamex.

Cabe señalar que la agraviada solicitó los videos de seguridad a la gerente, sin embargo dijeron que esto tiene que ser la autoridad quien lo pida, y que además tardará porque todo se maneja mediante satélite y el control está en la Ciudad de México.

Ante todo este problema sospechoso, los clientes del banco Banamex corren el peligro de que esta situación vuelva a ocurrir, puesto que según la agraviada, al parecer existe personal de la empresa que podría estar coludida con los asaltantes, quienes acuden al banco como cualquier “Juan por su casa”.

Fuente: Diario de Quintana Roo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba