Principales

“Bomba de tiempo” en la Dirección de Fiscalización municipal

Chetumal, 2 febrero
Miguel A. Fernández (Por Esto Q Roo)

En una auténtica bomba de tiempo se ha convertido la Dirección de Fiscalización, siendo que además del malestar del comercio local, ni siquiera los trabajadores del área quieren laborar con el titular Emmanuel Magaña Cirerol.

El día de ayer se registraron nuevos sucesos negativos de parte de la Dirección de Fiscalización, Reglamento y Vía Pública, siendo que el director fue enfrentado en la denominada Plaza Chactemal y posteriormente en su oficina, por representantes de comerciantes y hasta por sus propios subordinados.

Trabajadores y comerciantes coinciden que no recuerdan haber tenido tantos problemas como desde la llegada de Emmanuel Magaña Cirerol, a quien señalan de no sostener su palabra y cambiar sus versiones para no enfrentar los problemas que ocasiona, al enviar a los inspectores con órdenes que dañan a los comerciantes locales.

De tal manera, sigue incrementándose el malestar por las decisiones que ha tomado el director de Fiscalización, quien dice que sólo cumple órdenes de la Presidencia Municipal.

Como se recordará, Magaña Cirerol no respeta ni la libertad de expresión. Lo anterior porque en días pasados asentó un golpe a la libertad de expresión y al sustento de una familia, por la falta de criterio y sensibilidad.

La señora Virginia Yah Cantú, quien enviudo el año pasado y desde hace 30 años depende de la venta de periódicos en el mercado Manuel Altamirano, fue reubicada de la noche a la mañana.

Por décadas, la mujer tenía un puesto de periódicos en el exterior del mercado, en el área del estacionamiento sobre la vía pública; sin embargo, desde hace un par de días la movieron varios metros, dándole un espacio en la parte posterior del Museo de la Cultura Maya.

Además que le quieren cobrar alrededor de 200 pesos mensuales a partir de ahora, ya que fue colocada en una zona donde hay otros vendedores de periódicos, por lo que también se ve mermada su venta y afecta de manera directa su bolsillo.

La afectada manifestó que resulta injusto lo que hace el gobierno de Othón P. Blanco, porque además le dijeron que si no llegara a vender su producto verían reubicarla de nuevo.

Ante esta situación, la mujer pretendió instalarse de nuevo en su lugar tradicional a las afueras del mercado, pero personal de Fiscalización le impidió quedarse, por lo que acudieron ante el Palacio Municipal para abordar el tema directamente con el titular del área.

Lamentablemente se toparon con la falta de sensibilidad de Magaña Cirerol, quien también parece estar tomando represalias contra la libertad de expresión, siendo que se han expuesto los abusos hacia su personal y se han hecho públicas las quejas de maltrato en su contra.

3 comentarios

  1. Nunca va a cambiar chetumal.de pueblo a ciudad…se tiene q mejor la.imagen de la capital..y.no se.le puede dar gusto a todos..por favor director de fiscalizacion o a quien correaponda ay mucho franelero y limpia parabrisas..y espectaculos en.los semaforos…se podria hacer algo? Tendran necesidad pero hasta da miedo si te niegas.

  2. LOS DEL AYUNTAMIENTO SON UNOS HAMBREADOS QUE SE HAN DEDICADO REJODER AL PUEBLO, SERÁ QUE LES RECUERDA CUANDO VENDIAN QUE NO QUIEREN VER A NADIE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba