Principales

“Chepe”, empresario todopoderoso

Bacalar, 4 diciembre
(Solquintanaroo.mx)

El presidente municipal José Alfredo Contreras Méndez, alias “Chepe”, amasó una fortuna valiéndose del poder, a través de su hermano y operador político Max Linder, quien como su prestanombre controla una flota de lanchas y tiene diversos negocios, los cuales empezaron a surgir desde 2017, último año de la primera gestión del taquero como alcalde.

Los integrantes de la familia Contreras Méndez dejaron de ser taqueros y maestros para convertirse en los empresarios más prominentes de Bacalar, como consta con Max Linder, quien pasó de dar clases en una primaria foránea a ser socio de la operadora ecoturística Ichkabal Bacalar, S.C. de R.L. de C.V., que tiene como objeto prestar servicios de balneario, restaurante y paseos en lancha en la laguna de Bacalar, de ahí el interés del alcalde para frenar cualquier competencia que pudiera afectar las ganancias que obtiene a través del negocio en el que participa su pariente, quien en el acta constitutiva intentó disimular su nombre al cambiarlo por “Zarate”.

Además, como parte de los acuerdos entre Contreras Méndez y su antecesor, Alexander Zetina Aguiluz, unos meses antes de que “Chepe” tomara la batuta del municipio, su hermano Max Linder recibió una constancia de uso de suelo comercial para su minisúper “Los Girasoles”, el cual cuenta con permisos de venta de bebidas alcohólicas; así, lo que para un locatario promedio serían vueltas y vueltas, para el hermano del nuevo alcalde de Bacalar no. Es claro cuándo del privilegio se habla.

Hay que hacer mención que desde hace varios años Max Linder Contreras Méndez cuenta con una concesión de aguas nacionales para uso pecuario, registrada bajo el folio 12QNR101276/33GPGE98, y que hasta hace un año recibía recursos públicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), por lo que también se ha servido del Gobierno Federal pasa sus ambiciosos fines.

Si eso no fuera suficiente, el profesor, lanchero, tour operador, empresario agropecuario, también lo es de taxis, pues también cuenta con una concesión del servicio público de vehículo de alquiler en Benito Juárez, como hace ver el padrón de concesionarios del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), del que fue beneficiado durante el gobierno estatal de Roberto Borge Angulo.

Todo esto logró Max Linder mientras cobraba un sueldo de docente foráneo, asignado a una primaria en San Isidro la Laguna, en la zona rural de Bacalar, aunque en realidad no estuvo frente a un grupo, porque desde hace años fue comisionado para trabajo administrativo por la autoridad educativa, por lo que no tenía que presentarse, pero puntualmente acudía a cobrar su cheque por un salario de 35 mil pesos mensuales, hasta que hace un par de años logró jubilarse, para seguir operando los negocios de su hermano, el presidente municipal «Chepe» Contreras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 3 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba