Chetumal, el mal «hermano»

Chetumal, 8 de septiembre
Juan Juárez Mauss

En letra muerta se han convertido los convenios de hermanamiento entre las ciudades del país vecino de Belice con Chetumal, al no existir invitaciones para el intercambio comercial, turístico o de ayuda humanitaria, aseguró el cónsul honorario del país caribeño en Quintana Roo, Jorge Valencia.

Dijo que actualmente las ciudades de Belice, San Pedro y Orange Walk tienen este convenio de hermanamiento con la capital del estado, pero lamentablemente solo se ha quedado en un mero evento protocolario ya que nunca se han realizado acciones para que los sectores productores beliceños participen en actividades comerciales, turísticas o de otra índole que concierne a ambos países.

Resaltó que por parte de los beliceños siempre ha existido un interés en tener un acercamiento con los sectores quintanarroenses y sus autoridades, pero lamentablemente estos no dan muestra de querer hacer valer lo que en papel se firma.

Ejemplificó lo que ocurrió hace poco con las afectaciones que tuvieron por el paso del huracán Earl”, en donde no se tuvo la ayuda esperada de las autoridades que han firmado los acuerdos de hermandad. “Del Ayuntamiento de Othón P. blanco no hubo ayuda”, manifestó.

Entrevistado en el evento empresarial ExpoProvetur que se realiza este jueves y viernes en el Centro de Convenciones de Chetumal, Jorge Valencia puso como ejemplo que ni en esta exposición se les dio aviso a los homólogos beliceños para que participaran o visitaran la muestra.

Destacó que el sector beliceño representa para los mexicanos una derrama importante de divisas extranjeras, por lo que no se entiende por qué no se aprovechan los convenios de hermanamiento.

En el evento de ratificación del procedimiento de hermandad entre las ciudades beliceñas y Chetumal en diciembre del año pasado, el alcalde Eduardo Espinosa Abuxapqui dijo: “deseamos que en la hermandad de nuestros pueblos, florezca la concordia y que todos los días construyamos la paz, porque la paz es el mejor escenario, donde los hombres viven en armonía, crecen y es el espacio donde el espíritu trasciende”.

Deje un comentario

14 − Once =