Cierra sus puertas el Casino Princess Chetumal

Chetumal, 23 marzo
Gabriel E. Manzanilla (Por Esto QRoo)

Tal y como los diario POR ESTO! dieron a conocer de manera oportuna, el casino Mayan Princess de Chetumal cerró sus puertas desde este día, luego de ser “ahorcado” por las cargas tributarias impuestas por el gobierno federal y por el “gobierno del cambio” de Carlos Joaquín González.

A través de un video que subió a su cuenta oficial de Facebook, la gerencia del casino agradeció la lealtad de sus clientes y el arduo trabajo que brindaron sus empleados, siendo el pasado 20 de marzo el último día que se mantuvo funcionando, pues desde este martes las puertas del casino permanecieron cerradas.

Con este cierre, el casino despidió a más de 60 personas que formaban parte de su personal, entre ellos camareras, gente de limpieza, guardias de seguridad, bármanes, cocineros y cocineras, encargados de caja y personal de recargas, repartidoras de cartas (dealers), encargadas de ruleta y personal de estacionamiento, entre muchos otros.

El Mayan Princess Casino de Chetumal fue inaugurado en marzo de 2015, pero a dos años de permanecer en operaciones, fue cerrado este día por las duras cargas fiscales de los gobiernos federal y estatal, las cuales de manera directa le ocasionaron la pérdida de más del 40 por ciento de sus ventas.

Los dueños del casino no tuvieron la manera de recuperar las ventas que perdieron iniciando este 2017, cuando entró en vigor el impuesto local a las Erogaciones en Juegos y Concursos, el cual tiene por objetivo recaudar casi 600 millones de pesos para el gobierno de Carlos Joaquín González.

Este abusivo gravamen resultó contraproducente para los fines recaudatorios del gobierno joaquinista, pues tuvo un impacto negativo en los dos casinos de la ciudad de Chetumal, a los que restó una enorme competitividad con los otros dos casinos que operan en las inmediaciones de la Zona Libre de Belice, ubicados a escasos 20 minutos de Chetumal si uno viaja en carro.

El impuesto del 10 por ciento a las erogaciones en juegos y concursos ordenado por el gobierno joaquinista se sumó al impuesto federal ya existente por los premios de loterías, rifas, sorteos y concursos, que es de aproximadamente un 7 por ciento en el caso de Quintana Roo.
Este abusivo cobro de impuestos restó competitividad a los casinos chetumaleños y dio mayor atractivo a los de la Zona Libre de Belice, pues ahí las apuestas y ganancias que hacen los clientes están libres de impuestos.

Desde que empezó el 2017, el casino Mayan Princess de Chetumal perdió a una gran parte de su clientela, la cual empezó a acudir a los casinos beliceños debido a su cercanía con la ciudad Chetumal, y porque además no se cobra ningún tipo de impuestos, sin importar que ganen o pierdan.

Por todo lo anterior el casino Mayan Princess se vio forzado a bajar cortinas, afectando no sólo una importante fuente de recaudación para los tres órdenes de gobierno, sino también dejando sin empleo a decenas de chetumaleños que han pasado a formar parte de la larga lista de desempleados por culpa de la insensibilidad del gobierno de Carlos Joaquín González.

El casino Mayan Princess de Chetumal es parte del corporativo que administra el casino Princess de la Zona Libre de Belice, y que posee una amplia gama de casinos ubicados en Centro y Sudamérica, así como en Europa, Asia y África.

El Mayan Princess fue el primer casino que este corporativo estableció en México, en marzo del 2015; pero a escasos 2 años de haber entrado en funciones, dejó de operar por los duros impuestos estatales y federales.

un comentario

  1. Es una lastima por los trabajos que se perdieron y actualmente no esta facil encontrar trabajo aquí en chetumal, pero bueno es el gobierno del cambio, lo bueno es que el diputado de morena ya salio de pobre, otra diputada del PRD ya puso su hotel, etc (con nuestros impuestos).

Deje un comentario

diecinueve − cuatro =