Principales

“El Clan” regresa a Chetumal para apoyar noble causa

Chetumal, 8 de marzo
ESPECIAL

Con sangre nueva, la orquesta cubana de música popular bailable “El Clan” está en vías de regresar a la capital quintanarroense a ofrecer un concierto a beneficio de la Cruz Roja y posteriormente proseguir con una gira promocional por Quintana Roo y quizá toda la Península yucateca, que conforman también Yucatán y Campeche, y otros Estados del país, reveló su promotor para México, Alberto Baster Hijuelos.

Con una experiencia como músicos que se remonta al año 1997, El Clan surge como un nuevo proyecto musical seis calendarios después, en 2003. Su director, Pedro Camacho Castro, que este año cumplirá 37 años de edad, es un talentoso cantante, pianista, compositor y arreglista. Se distingue por ser un artista de grandes inquietudes. Bajo la premisa de cultivar la música popular cubana, desde el prisma de lo contemporáneo, realiza arreglos novedosos que acaparan la atención tanto de jóvenes como de amantes de la música en plena madurez de vida.

Además, la actual credencial de presentación de Pedrito Camacho la enriquece el reconocimiento que se ha ganado como productor musical, mediante su participación protagónica en más de 30 producciones de importantes intérpretes cubanos y la colaboración como pianista y orquestador en eventos de gran prestigio internacional.

Hoy se ha convertido en el principal vocalista de “El Clan”, con el que incursionó por vez primera en Chetumal en el año de 2005 y un par de años después retornó a esta misma capital de Othón P. Blanco para convertirse en uno de los grandes animadores de los Carnavales de ese entonces, con un recital que se prolongó poco más de dos horas y media porque el público, al grito de “otra… otra…”, lo hizo regresar un par de veces al escenario.

En esos tiempos, antes de que se asentara por un tiempo en Estados Unidos y regresara a Cuba a refundar “El Clan”, Pedrito Camacho conoció al actual presidente del Consejo Directivo de la Delegación Chetumal de Cruz Roja Mexicana, Lic. Billy Jean Peña Sosa, de ahí que el artista cubano, originario de Ciego de Avila, no haya dudado en aceptar la invitación del chetumaleño para con su arte colaborar gratuitamente, junto con su “team” musical (con el que estará este mismo año de gira por países Europeos), en la recaudación de fondos para la representación local de la que es la institución humanitaria de asistencia privada más grande e importante de todo México, con más de 45 mil voluntarios, 16 mil paramédicos y 3 mil 800 médicos y enfermeros.

Hoy, al igual que en ese entonces, Pedrito Camacho no oculta su pasión por la salsa que, fusionado con otros géneros musicales (timba, guaracha, bachata, merengue, rap, reggaetón, balada, bolero, etc.), es el motor impulsor del éxito de muchas de sus obras, nos ilustra su promotor Baster Hijuelos, en un momento de la charla en que recuerda que “El Clan” tiene, ya con aquél como líder de la orquesta, cuatro producciones discográficas: “Ese soy yo” (2004), “No tengo la culpa” (2007), “Cero millas” (2013) y “Sí o sí” (2015), estas dos últimas con origen en Estados Unidos.

El tema “No tengo la culpa” es una prueba de ello, un verdadero suceso de popularidad que hasta hoy se escucha en programas radiofónicos salseros, centros nocturnos con música bailable latina e incluso en fiestas.

Por supuesto, este éxito y otros más, con estribillos contagiosos en canciones cuyos textos narran hechos de la vida cotidiana, son pilar de las presentaciones de Pedrito Camacho con “El Clan”, que ahora promociona su nueva propuesta musical, la cual contiene temas bailables tales como  “Un ratico mala”, “Nadie como tú”, “Yo quiero conquistarte nena”, “El tipo soy yo”, “La amiga de mi mujer”. Esto, claro está, sin dejar de complacer a quienes cautivó con otros de sus primeros éxitos fiesteros, entre ellos “Ese soy yo”, “Me tiene cansa´o”, “Cinturas y caderas”, “Deja”, “El rey de tu cama”, “Ella me quiere matar”, “Qué va a ser de mi”, “Dónde estás mi Lola” y “¡Qué bien, qué bien!

Para deleitar igualmente al pueblo othonense y mexicano con sus temas de salsa romántica como “De un día para otro” y “Es mentira”, de bachata como “No vuelves a mi lado” y baladas como “Atado”, así como emblemáticos temas cubanos y “cover´s” que han sido un fenómeno mundial como “Juntos los 4” y “Despacito”, entre otros”, el elenco musical de “El Clan” –por cierto graduado en diferentes escuelas de arte en Cuba- está en espera de aprobar las entrevistas de mérito para el visado correspondiente en el Consulado de México en La Habana, a cargo del Lic. Vicente Sánchez Ventura, luego de que el delegado regional del Instituto Nacional de Migración (con asentamiento en Cancún), Lic. Mauricio Saad Viveros, y sus principales colaboradores en la representación de la institución en Chetumal, Dr. Arturo García Cavazos (subdelegado) y Lic. Carlos Aguilar Ortega (subdirector de Control y Verificación Migratoria), respondieron y se sumaron de manera expedita, dentro de los ámbitos de su competencia, a la tocada #AyudarNosMueve. En esta juega un papel importante una empresa quintanarroense que por su espíritu altruista se identifica tanto con instituciones de asistencia privada como pública, precisó el promotor Baster Hijuelos, aunque se reservó el nombre de la misma porque quien la dirige, explicó, es una persona humilde, modesta que cuando ayuda, sirve al prójimo, no lo hace con tintes de vanidad, como tampoco con fines protagónicos o para atraer reflectores hacia él.

El entrevistado indicó que del 19 al 23 de este mes deben presentarse en el Consulado de México en la Habana a las entrevistas de mérito correspondientes, como parte del proceso de gestión de visas, y que será posteriormente a esa fecha en que se fije una nueva fecha para el primer concierto, de ser el caso, pues lo acordado inicialmente con Cruz Roja era ofrecerlo el mes pasado, el viernes 9 de febrero.

Como incansables y apasionados de la música, Pedrito Camacho y “El Clan” no solamente proyectan vitalidad y versatilidad en el escenario con la fusión de géneros musicales tanto cubanos como internacionales, sino que prestan atención en cada concierto a las exigencias del público para mantener no solamente un repertorio vigente, sino también en el gusto del mismo y, por supuesto, en el ámbito de la popularidad.

“El Clan”, cuyos antecedentes provienen de la banda de Carlos Manuel, quien fue todo un ídolo en Cuba hasta que emigró a Estados Unidos para acogerse a la política “Pies secos, pies mojados” (instaurada inicialmente Ley de Ajuste Cubano), está integrado en su estructura musical por 12 jóvenes profesionales de la música con un promedio de edad de 25 años. Además de Pedrito Camacho y su hermana Dianelys de la Caridad Camacho Herrera, quien lo mismo es bajista y pianista que hace coros, “El Clan” lo completan:

El pianista vocalista Raúl Smith Suárez, los trompetistas Adrián Delisle Cruz, Nelson Rodríguez Sánchez y Richard Castro Quintana, el trombonista Luisnier Figueredo Ramírez, el guitarrista Leynier Peña Ríos, el baterista Henry Batista Salazar, el vocalista y percusionista Yosier Borrero Nápoles, la corista Roxana Pantaleón Echagarruga y el campanero Alberto Sarracen Legrá.

El “staff” lo completan el sonidista Javier Peña Barban, un técnico en iluminación y, en giras, la vestuarista-“valet home” de la agrupación musical, puntualizó finalmente Baster Hijuelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + quince =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba