Principales

Cofepris y Sesa, la impunidad en Quintana Roo

A TIRO DE PIEDRA

El crimen hace iguales a todos los contaminados por él
Lucano

Julián Santiesteban
.

Veintisiete ancianos mayas acudieron a Cancún para ser operados por problemas de “cataratas” en sus ojos. Tenían esperanza de recuperar la vista, de ver a su familia y tener vejez digna; pero hoy están ciegos. Los ojos les explotaron supurando sangre y pus. Los operaron en un quirófano insalubre y como toda respuesta de la autoridad, la clínica fue cerrada.

El secretario de Salud de Quintana Roo, Juan Ortegón Pacheco, que por cierto hasta 2013 fue titular en la entidad de la Comisión Federal Para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), ha declarado el cierre de la clínica y dijo que «la orden del gobernador (Roberto Borge Angulo) es no permitir que se juegue con la salud de la población»; por supuesto, lo dice después de que 27 personas han quedado invidentes y todas sufren aun la infección por endoftalmitis, que ataca el nervio óptico y provoca pérdida de la vista. En 15 días genera putrefacción del tejido ocular, con supuración de pus y sangre. No, no jugaron, les destruyeron la vida.

ortegon pachecoA dos ancianos les han tenido ya que extirpar los ojos operados, seis casos más están en riesgo de extracción y 17 pudieran tener ya ceguera permanente; y la Sesa anuncia “posibles” sanciones, en un hecho criminal que merece no sólo la destitución de las autoridades de Salud y Cofepris, sino procedimientos administrativos por omisos, incapaces, o de plano, cómplices de semejante barbarie.

Y es que la clínica en la que se realizaron las operaciones, llamada Instituto de Salud Visual (Isvi), fue apenas abierta en junio, y el programa para la operaciones fue el financiado por Fundación Cinépolis, y coordinado por los DIF municipales en Quintana Roo, pero ante la problemática las autoridades de Salud pretenden evadir todo vínculo de la administración pública con la clínica privada, cuando los pacientes fueron enviados por instancias oficiales. Ciertamente, la responsabilidad directa es de la clínica, pero le alcanza a quien le ha permitido operar irregularmente.

Hasta marzo del presente año, la Cofepris reportó 8 clínicas clausuradas por ser “patito”, pero en ese mes y ahora apenas iniciado diciembre, han ocurrido muertes por liposucción en clínicas de cirugía estética en Cancún y Playa del Carmen, y en general es evidente la proliferación de este tipo de clínicas en Quintana Roo, sin que nada ocurra, por lo menos a los “responsables” de Salud.

Ahora bien, el problema no es privativo de Quintana Roo, pues en lo que va de la presente administración federal, hasta julio del 2015, la Cofepris ha clausurado 162 clínicas de todo el país, lo que evidencia la enorme impunidad con que operan, pues irregularidades se detectaron en 228; pero se inspeccionaron más de mil 500. Se imagina el lector la cantidad de clínicas cuya existencia ni siquiera ha sido detectada por parte de las autoridades. Y no hablemos de las complicidades…

Así que, ahora que han quedado ciegos, que no volverán a ver la cara de sus nietos o la luz del sol; ahora que sus ojos supuran sangre y pus, que tienen dolores intensos provocados por la infección de sus nervios ópticos, esperemos que a los 27 ancianos ciegos les sirva de consuelo suficiente que la clínica en la cual fueron operados ha sido clausurada, que los responsables del lugar “pudieran” recibir una sanción de un millón de pesos y que la Cofepris realiza revisiones en los hospitales públicos y privados para que situaciones similares no se repitan… hasta que se vuelvan a repetir, pues no existe en la entidad Comisión Estatal de Arbitraje Médico, y los funcionarios de la Sesa… bien gracias.

En el fondo de la situación subyace, sin duda, la incapacidad del Estado Mexicano de proveer salud a sus habitantes, al grado que empresas que deducen impuestos emprenden campañas como esta con final tan trágico, pero que aun así permitirán a la empresa deducir impuestos, mientras 27 ciegos no verán siquiera esta navidad, “carniceros” hacen negocio con clínicas insalubres y funcionarios como los de Salud en Quintana Roo reposan tranquilos con los sueldos que no desquitan; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Si quiere conocer más de la terrible pesadilla de esos 27 ciegos, aquí le dejo notas que amplían la información.

Suman 162 clínicas “patito” clausuradas por Cofepris http://www.aztecanoticias.com.mx/notas/salud/225762/suman-162-clinicas-patito-clausuradas-por-cofepris

Clausura la Cofepris otras 8 clínicas ‘patito’ en Quintana Roo http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/03/17/1014033

Médicos del Hospital General Cancún ‘repararán’ la negligencia http://sipse.com/novedades/personas-ciegas-cancun-negligencia-medica-hospital-general-oftalmologos-instituto-de-salud-visual-182905.html

Quedan ciegos 27 ancianos luego de cirugía de cataratas http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/quedan-ciegos-27-ancianos-luego-de-cirugia-de-cataratas-1449937399

Clausura Cofepris clínica en Cancún por dejar ciegas a 27 personas http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/12/13/clausura-cofepris-clinica-en-cancun-por-dejar-ciegas-a-27-personas-8762.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba