Combinación letal: piel sensible, ambición y estupidez

AL MARGEN

Rubén Vizcaíno A.

Generado por la ambición desmedida, la intención manifiesta de “quedar bien” con quién gobierna, utilizando el chisme y la intriga, se generó un escrito: anónimo y cobarde, en el que se pretende desacreditarme. En “cortito” desde la esfera gubernamental se ha difundido y uno de los destinatarios me lo compartió. A continuación lo reproduzco y después hago los apuntes pertinentes.

El texto en mención es el siguiente:

¿INSEGURIDAD EN CHETUMAL? O BUSCA OTRA COSA RUBÉN VIZCAÍNO

Chetumal.- Como si se tratara de una burla para desprestigiar e infundir miedo entre la población, luego de que presuntamente fuera víctima de un atentado en su domicilio, al conocido columnista, Rubén Vizcaíno, se le vio departiendo tranquilamente en una cantina de la ciudad celebrando el cumpleaños de su vástago, como si estuviera festejando su propósito.

También conductor de programa de televisión, Rubén Vizcaíno, hace unos días relató un atentado criminal, a balazos, del que presuntamente fue objeto su domicilio, y del que incluso, interpuso la demanda ante el ministerio público

Luego de expresar un sinfín de inconsistencias en su columna escrita, en el medio en el que escribe, en su último párrafo asegura tener miedo y que solo alguien con algún tipo de enfermedad mental no lo sentiría.

Si entonces existe el pánico, ¿Qué explicación se puede dar el que una persona que dice tenerlo se encuentre festejando tranquilamente en una cantina de mala muerte?

¿hay inseguridad entonces? O se trata de un asunto político con fines de desprestigio.

Ahí les dejamos la duda, amigo lector, sobre todo cuando no existe evidencia alguna de lo dicho.

Hasta aquí el escrito difundido “en lo oscurito”.

Ahora la respuesta. Respecto a la autoría del escrito no tengo duda. La misma se pone en evidencia con la innecesaria mención del festejo de cumpleaños de mi hijo, lo cual pone en tiempo y lugar a la perpetradora. La vi, sentada en la barra de lo que califica como “cantina de mala muerte”, sitio al que, por cierto, llegó antes que yo y se quedó hasta mucho después que me fui.

Respecto al título del escrito, no entiendo. ¿Qué tiene que ver el atentado que sufrí con la inseguridad en Chetumal?.  No hablo de un robo a domicilio ni de un asalto en la calle. No. Hablo de un ataque a balazos en mi domicilio, un evento deliberado y ejecutado directamente en mi contra.

Menciona un intento de “desprestigiar e infundir miedo entre la población”. “desprestigiar”, ¿a quién y por qué? Sobre el “sin fin de inconsistencias” de mi columna y la “falta de evidencias” del atentado, solo hay que preguntar si no basta el testimonio de mis vecinos, el video del atacante disparando, los cartuchos percutidos y la bala recuperados por los peritos de la fiscalía. Que necesita para convencerse: ¿mi cadáver?

De acuerdo con la escribiente, luego de reconocer mi miedo — jamás dije pánico–, lo esperado es que me quedara encerrado en un bunker y nunca saliera a ver el sol. No señora, la cosa no es así. Si su absurda tesis fuera correcta no saldrían a la calle los policías, los taxistas ni la demás gente de bien, especialmente en el norte de la entidad.

Lo reitero, quien quiera hacerme daño tiene toda la posibilidad de lograrlo, porque no pienso cambiar mi estilo de vida, incluyendo mis visitas a lo calificado como “cantina de mala muerte”.

Respecto a calificar como “asunto político” mi versión del atentado, es una prueba más, por si faltara alguna, de la estupidez del libelo. Y para rematar, la “otra cosa” que busco con mi denuncia, es que nadie más, periodista o no, sea víctima de un hecho semejante. Solo eso y nada más.

Me queda claro la desesperación y la ambición que la mueve a intentar, con sus limitados recursos mentales, quedar bien con el Olimpo de palacio de gobierno. Lamento, aún más, que la torpe intentona logre tener eco y repercusión en esa instancia. Pero esa es la triste realidad.

6 comentarios

  1. Estimado Rubén, sería muy bueno que compartas el nombre de la persona que busca desacreditarte para que todos tus amigos quienes conocemos tu trayectoria, sepamos quien es y preparamos. Quizá con su mero nombre ya caigan las cosas por su propio peso

  2. todo es un chantaje porque quiere su convenio. por eso se separó de perez zafra.. vio lo bien que le va a zafra y los métodos que usa y aplicó sus consejos. presionar por donde mas le duele al gobierno.. victimizarse.. curiosamente ningun periodista serio ha retomado este asunto. porque conocen el tema y el fondo.. que no nos sorprenda que de nuevo (le disparen a ahora a su vehículo) para presionar mas….y conseguir su jugoso convenio.. y hacer su portal de noticias. se cree grande, y le quedó chiquito ser un segundon de zafra.

    1. El “Chuky” hablando desde la comodidad y cobardía del anonimato, lo cual desde luego desacredita su comentario. Definitivamente esta clase de vileza es parte de su crianza, ejemplificativa de lo aprendido en casa, agachón y closetero por decir lo menos.

  3. Hoy en dia los periodistas chetumaleños y de otras lugares, ya estan bien quemados por ser lamebotas del gobierno en turno, ya nadie cree en sus noticias y suelen ser tan poco objetivos que la gente ya opto por leer otros medios y mas ahora que existe un sin fin de portales con noticias, afortunadamente ya hay muchas opciones para estar al dia y no creerle a los “Periodicos de renombre”, se les esta acabando sus minita, al pueblo ya no lo engañan tan facilmente, ojala pensara el periodismo en reinventarse y ser realmente solo un portavoz y no un titere de los gobiernos.

Responder a justa Cancelar respuesta

tres × 1 =