Principales

Compró Fonatur predios en Quintana Roo a Banco Azteca al triple del valor

Bacalar, 10 marzo
(Reforma/Agencia SIM)

En tan solo una semana, Banco Azteca se hizo dueño de tres predios cercanos a Xul Ha, en este municipio, que un avalúo tasó en 407 millones de pesos, pero que acabó vendiendo a Fonatur al casi el triple de ese valor.

La transacción, realizada para liberar el paso del Tren Maya, fue declarada información reservada por cinco años por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), pese a lo cual fue dada a conocer por el periódico nacional Reforma.

En la nota informativa, de Vicente Flores Hernández, se indica que estos predios los había adquirido en 2009 por la inmobiliaria Surmarq, empresa que en 2018 los puso como garantía para obtener un crédito con Banco Azteca, quien ya era fiduciaria de Surmarq.

Este banco, propiedad de Ricardo Salinas Pliego, ejecutó esta garantía el 30 de abril de 2021, por incumplimiento de pago. Unos días previo a este traspaso, solicitó un avalúo, realizado por el arquitecto José Antonio López Aguado Isaías, que determinó que que estos tres predios tenían un valor de 407 millones 783 mil pesos.

Apenas siete días después, Banco Azteca firmó un contrato promesa de compraventa con Fonatur, quien pidió un avalúo al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), instancia que increiblemente determinó que estos predios valian mil 150 millones de pesos, casi el triple de la suma recién estimada por el propio banco.

Fue esta abultada cifra la que desembolsó el Gobierno Federal por estos tres predios, para la que se hizo la escritura en la Notaría 38 de Cancún, de Nicolás Ramírez Carmen.

Firmaron por Banco Azteca Gabriel Roqueñi y Luis Alberto Niño de Riviera Lajous, en tanto que por Fonatur lo hicieron Alejandro Varela y Gabriel García Reyna.

Como nota Reforma, el titular de Fonatur en ese entonces era Rogelio Jiménez Pons, quien fue destituido de su cargo el pasado 11 de enero.

Una semana después, ya con Francisco May de director, Fonatur ordenó reservar las escrituras de estos predios por cinco años, con el argumento que de conocerse el precio pagado por ellos, generarían especulación.

Imposible no darles razón, al considerar que pagaron el triple de lo que indicaba el avalúo comercial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 5 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba