Principales

Confort para funcionaria cultural y pocilga para alumnos de la Escuela de Música

Chetumal, 17 de octubre
Especial

Jacqueline Estrada Peña, titular del Instituto de la Cultura y las Artes de Quintana Roo (ICA), atiende en sus cómodas oficinas de la avenida Efraín Aguilar sus obligaciones propias de su puesto, pero en contraste decenas de jóvenes que buscan incursionar en el arte de la música toman sus clases en  deficiente edificio.

Jaqueline Estrada —exdiputada local del PRD— debe de darse una vuelta por el edificio en donde se ubica la Escuela Estatal de Música, sitio en donde decenas de jóvenes y niños reciben sus clases en salones con charcos de agua de lluvia  por las filtraciones que tienen los techos.

Las instalaciones de este recinto que debería de ser santuario de los futuros músicos en la entidad presentan humedad en paredes y ventanas, no solo en salones porque el problema se extiende en sus oficinas administrativas.

Es tal el deterioro que portones son asegurados con alambre y trozos de madera,  inspiración del personal de mantenimiento,  pero que es un riesgo monumental para los estudiantes.

No solo los alumnos pasan penurias para recibir las clase de sus maestros, también los padres de familias se las ingenian para esperar sentados en el suelo al término de la clase de sus hijos, a falta de bancas.

Lo que pudiera ser un orgullo para el estado, la Escuela Estatal de Música, se ha convertido en un punto negro por el desinterés de la Directora General del Instituto de la Cultura y las Artes de Quintana Roo, Jaqueline Estrada Peña.

Cuando fue diputada local del PRD, Jacqueline Estrada aseguraba que la educación es la base de mejores personas, incluyendo las bellas artes, pero el tiempo ha hecho mella en la memoria de la funcionaria originaria de la Ribera del Río Hondo.

Posdata: los cursos que les dan a los jóvenes no son gratis; tienen un costo mensual para los padres, aparte de la inscripción y pago de credencial; lo aclaramos por si alguien cree que no se tiene dinero para un mantenimiento preventivo.

 

Un comentario

  1. Que poca m… De esta señora y los padres que se quedan callados viendo a sus hijos están en estás condiciones, pero eso sí millonario presupuesto para la difusión del oficial mayor y la vocería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba