Principales

Conmigo tú ganarás más, decían

ECO EXPLÍCITO
MANUEL ORTIZ

Cuando todos los mexicanos creían que con la llegada del PRI y de conocidos políticos al poder la situación económica del país iba a cambiar, hoy podemos aseverar que esto dista mucho de la realidad, y es que a la mayoría de los mexicanos al igual que los quintanarroenses que creyeron en los candidatos del tricolor y que con ellos “ganarían mas”, hoy pueden ver el grave error que cometieron, pues tan solo en el caso de Quintana Roo en la zona norte el 30 por ciento de los negocios han cerrado y en la zona sur la cifra ya supera el 40 por ciento, evidenciando la grave recesión en la cual estamos.

Y es que a más de un año de que inició la gestión del Licenciado Presidente Enrique Peña Nieto, y tras una serie de reformas estructurales que supuestamente están salvando a México, la realidad que vivimos es muy diferente a aquella que nos prometieron los candidatos y operadores del PRI en el estado, dígase Raymundo King, Lizbeth Gamboa, Eduardo Espinosa, Paul Carrillo, José Luis “Chanito” Toledo, Arlet Mólgora o el mismo Enrique Peña Nieto. Al menos en Quintana Roo, día con día vemos una caída en picada del sector comercial y una continua pauperización del consumo de toda la clase trabajadora.

Esta semana la Canacintra anunció que tan solo en Cancún el 30% de los negocios que se tenían en el sector, el 30 por ciento de siete mil negocios, es decir más de dos mil negocios, quienes al no poder cubrir los requerimiento que les pide la nueva Reforma Hacendaria han optado por darse de baja situación que pone en incertidumbre a varios miles de empleados quienes no saben qué rumbo tomarán sus fuentes laborales.

Y en el sur la situación no es diferente, con la aplicación del nuevo gravamen del IVA y los nuevos impuestos al consumo, la actividad comercial ha sufrido un importante retroceso y el consumo de los capitalinos se ha visto afectado enormemente, situación que ha generado una lenta circulación de la moneda, por lo cual muchos negocios que eran emblemáticos de la capital han ido cerrando poco a poco y el panorama no se ve que vaya a mejorar.

Tan solo basta ver la inflación criminal que se está percibiendo en el sur del estado, la cual es la segunda más alta de todo el país y que supera ampliamente el aumento que se le dio al salario mínimo, cuando ni siquiera se le puede hacer frente a la inflación no queda más que consumir menos lo que involucra una menor actividad comercial y por ende un estancamiento económico que se ve reflejado en la incertidumbre con la cual viven los chetumaleños día a día.

Y yo me pregunto, ¿no se supone que ganaríamos más? ¿No deberíamos estar teniendo importantes progresos en materia económica? ¿A quien realmente están beneficiando estas reformas? Solo les puedo decir algo, al pueblo lógicamente no. Este no es un nuevo PRI que viene a salvarnos a todos del estancamiento en el cual estábamos con el PAN, este es el mismo PRI de siempre que viene a arrasar con todo lo que en doce años no pudo hacer, con sus mismas mañas, con sus mismas herramientas, con mismos rostros y con el mismo descaro de siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − seis =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba