Continuará en el Cereso funcionario borgista

Chetumal, 11 junio
Benjamín Pat (Novedades Chetumal)

Víctor Hugo Loyola Corona, ex Procurador Fiscal de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) continuará bajo proceso penal, según determinó anoche un Juez de Control de la ciudad de Chetumal.

El ex funcionario de Roberto Borge Angulo había logrado un amparo federal que ordenó al Juez de Control local realizar una nueva audiencia.

Así también se mantendrá el embargo de tres predios y dos vehículos, los cuales había dejado en garantía por la cantidad de 59 millones de pesos.

Tras varias horas, el Juzgado de Control de la Capital del Estado, consideró que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la FGE aportó elementos suficientes para una nueva vinculación a proceso.

Loyola Corona está relacionado con la carpeta administrativa 151/2017, que fue judicializada desde mediados del año pasado, por el caso VIP Servicios Aéreos Ejecutivos S. A. por el delito de Desempeño Irregular de la Función Pública.

Según las investigaciones de las autoridades, desde esa empresa, propiedad del Gobierno del Estado y de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo, se firmaron al menos tres contratos irregulares para la renta de aeronaves que sirvieron para el uso personal, de familias y amigos del ex gobernador.

La misma información, plasmada en la carpeta de investigación, señala que el daño patrimonial causado al erario para la actuación de los ex servidores públicos, entre ellos, Loyola Corona causó un daño patrimonial superior a los 590 millones de pesos.

El ex servidor, en particular, fungió desde su posición de Procurador Fiscal como integrante del Consejo de Administración y del Comité de Adquisiciones de la empresa VIP Saesa, integrada además por otros 16 ex funcionarios, incluyendo al Borge Angulo.

Fue en septiembre de 2017, cuando Loyola Corona fue detenido en la ciudad de Mérida, Yucatán, por elementos de la Fiscalía General del Estado de Yucatán y posteriormente entregado a elementos de la Fiscalía de Quintana Roo, quienes lo trasladaron de la capital yucateca hasta el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal.

Junto con Mauricio Góngora Escalante, el ex Procurador Fiscal, son los únicos dos que permanecen en la cárcel.

Al cierre de la edición, la audiencia para determinar las medidas cautelares continuaba. Ahí se iba a determinar si continuaba encarcelado o en su caso pudiera obtener el resguardo domiciliario.

un comentario

Deje un comentario

17 − 15 =