Principales

Corrupción y misoginia de Candy Raygoza

Haydee García

Al puro estilo priista: así fue el registro de María Candelaria Raygoza Alcocer, mejor conocida como Candy, “la comadre del gobernador” Carlos Joaquín. Y es que para hacer montón convocó —por no decir que obligó— a los coordinadores del IEEA de diferentes municipios y al personal, a los que vistió de amarillo para adornar su registro como candidata al distrito 15 de Chetumal y el sur por el PRD.

La expriista y joaquinista no dudó en usar a los empleados estatales para hacer bola, ya que estos ni votarán en el distrito que escogió supuestamente por ser un “distrito fácil”.

Y es que la soñadora Candy con recursos estatales y federales desde que ocupó la Dirección General en el IEEA ha hecho una campaña anticipada, entregando despensas y ayuda supuestamente humanitaria, pero con fines de lucro político.

Pero aunque su nombre sea «dulce», Candy no es precisamente un caramelo. En su paso por el IEEA viaticó descaradamente para con estos recursos hacer favores que le ayudaran a conseguir su ambicionada candidatura, mientras al mismo tiempo los empleados del Instituto están cansados de sus gritos e insultos y han afirmado que no la apoyarán, pues ella ha realizado sin reparo despidos injustificados en varias ocasiones, sin importarle nada, bajo la simple excusa de que no la apoyarán en su campaña y por eso no merecen tener trabajo.

Muestra de su despotismo y corrupción se evidenció durante la pandemia, pues esta funcionaria estatal hizo que los empleados de limpieza fueran a realizar aseo y compras para su casa para al final despedirlos sin aviso, simplemente porque se quejaron de que ese era un trabajo ajeno y personal.

Sin la más mínima conciencia, humilla a los trabajadores y los ha insultado en diferentes ocasiones. En el IEEA, hombres y mujeres andaban aterrados porque no saben cuándo está contenta o enojada.

Esto no es lo más grave, ni que ande de chapulín saltando de partido en partido. Lo verdaderamente serio es la corrupción, ya que esta mujer, que además de acosar y hostigar a los empleados fuera del horario laboral y hasta en las madrugadas, sigue manejando el IEEA para sus fines con dinero, equipo y personal estatal. Así ha hecho todos sus eventos privados.

Con Candy Raygoza como candidata, el PRD solo cavará su tumba por su mala reputación.

Otro punto reprobable fue que el 1 de diciembre de 2021 trajo de la Ciudad de México a la ex priista Cinthia Wendolybe Archundia Sánchez, contratada con sueldo de ensueño más prestaciones con la promesa de que como es especialista en estrategías de comunicación digital la llevará a la tan deseada curul en el Congreso del Estado. Para ello desplazó a trabajadoras locales, a fin de abrirle un espacio en el IEEA. Hoy, la «chilanga», como le dicen los empleados, es la que mueve la batuta en el Instituto.

Es importante colocar a mujeres en puestos públicos, pero hay mujeres como esta ex funcionaria que las aborrece. No es feminista, todo lo contrario, porque siempre se ha manejado con abuso misógino insultando a otras mujeres e incluso llamándolas “putas”. Así se dirigía a sus compañeras en el municipio cuando fue regidora, donde extrañamente giró un vídeo con fotos de la funcionaria Miriam Osnaya.

Y aunque en ese tiempo no se pudo comprobar su participación en esta cadena de insultos y descalificaciones a otra mujer, los rumores fueron muy fuertes de su participación en este acto tan bajo que giró varias semanas en internet bajo anonimato. Así Candy Raygoza usa el acoso verbal y otras mañas para obtener lo que quiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba