Principales

Cuantioso robo en las narices de la Procuraduría

Chetumal, 23 de octubre

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) busca resolver el robo cometido en el área de hemodiálisis de la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Chetumal, sitio del cual fue sustraído equipo especializado valuado en más de 100 mil pesos.

Aunque los detalles del caso son resguardados para evitar afectar la evolución de las investigaciones, se pudo averiguar que los titulares de la mencionada dependencia han creado un grupo de judiciales ministeriales y peritos para que investigue a fondo este atraco.

La principal preocupación de los médicos del IMSS y de los investigadores es que decenas de personas no podrán recibir cuidados ni tratamientos de hemodiálisis a causa de los malhechores, pero ya existen pistas que podrían llevar a su paradero.

Estos judiciales aseguran que vender este tipo de equipos médicos no será tarea fácil y los ladrones dejarán muchas pistas al intentar obtener ganancias en efectivo.

Como se recordará, I.P.M. se comunicó a las líneas de la Secretaría de Seguridad Pública para informar sobre un atraco cometido en el nosocomio antes mencionado, en el cruce de la calle Nápoles y la avenida Adolfo López Mateos, en la colonia Italia.

Policías estatales y agentes ministeriales acudieron al lugar y se entrevistaron con la denunciante, quien dijo que acudió al área de hemodiálisis para iniciar su jornada laboral, pero al abrir la puerta del lugar se llevó una desagradable sorpresa, puesto que esta área estaba vacía.

La fémina dijo que en un principio creyó que el lugar había sido vaciado para cuestiones de remodelación o reparación, ya que todo el equipo electro médico había desaparecido, pero al reportar lo acontecido a sus superiores confirmó que se trataba de un cuantioso robo.

De acuerdo con el recuento preliminar de los empleados del IMSS, al menos dos malhechores sacaron del inmueble dos computadoras de escritorio, un tanque de Oxígeno, una televisión, desfibrilador, un axiómetro y material cuyo valor sumado supera fácilmente los 100 mil pesos.

Los uniformados montaron un operativo en los alrededores, durante más de una hora, y lograron ubicar a testigos que dijeron haber visto a personas sospechosas en el cruce de la avenida Adolfo López Mateos y la calle Sicilia, por lo que se cree que esta fue la ruta de escape de los malhechores.

Fuente: Diario de Quintana Roo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba