Principales

Culpa madre de Casique al Fiscal de su muerte

Cancún, 9 de junio
Quintana Roo Hoy

La madre de Héctor Cacique Fernández, Yaskade Fernández culpó a las autoridades  de ser quienes asesinaron a su hijo ayer jueves en una marisquería de Alfredo V. Bonfil.

Entrevistada en la Fiscalía General del Estado, con lágrimas en los ojos la mujer afirmó “Yo siempre se los dije, quieren ver ataúdes, ahí tienen el primero. El maldito Gobierno de Quintana Roo, estos fueron los judiciales. Están tratando de desvirtuar todo. Habíamos venido a Cancún porque acaba de pasar su audiencia de la apelación, por eso nos venimos aquí y estábamos esperando nada más que quedara firme la apelación, pero como sabemos que estamos tratando con un maldito gobierno no nos podíamos confiar, por eso estábamos acá, mi hijo salió a comer y ahí me lo rafaguearon”.

Además, agregó que “quieren hacer creer que fue la delincuencia organizada, que no sé qué tantas cosas, pero esto fue la judicial, quien le haya pagado. Fue una lucha tremenda para demostrar la inocencia y para demostar realmente quienes son los malditos políticos. El maldito Fiscal, nunca quiso quitar la apelación por eso seguíamos aquí en Cancún, sino hubiéramos tenido la apelación, nos hubiéramos ido desde cuándo”.

Balacera-bonfil1La mujer afirmó que “Los hago responsable y deseo que en vida lo vivan. Desde los 27 años le cambiaron la vida a mi muchachito, a un buen muchacho, a un gran hijo, me quitaron a mi mejor amigo, a mi hijo, a mi todo”.

Se le cuestionó acerca de que Héctor Cacique estaba en una reunión con elementos federales durante su ejecución, por lo que afirmó que “eso es lo que están tratando de decir, de desvirtuar, no es la primera vez que nos siguen, la otra vez que estuvimos acá el propio Olivares Mendiola, que ayer tuvo el descaro de decir que se hizo justicia con la muerte de mi hijo, sabía que carro traíamos, él personalmente nos siguió, pero en ese momento no pudo hacer nada, pero definitivamente están queriendo desvirtuar todo”.

Afirmó que desde ayer no le dejan ver el cuerpo pues era necesario que ellos hicieran el reconocimiento y que hoy le dijeron que a las 10 de la mañana; sin embargo, no fue posible que lo dejaran ver, por lo que pide que ya se lo entreguen.

Agregó que judiciales desaparecieron el carro donde él venía y que a ella y su familia también les quitaron una camioneta que tuvo que dejar abandonada cuando fue a reconocer a su hijo porque tuvo que correr casi 2 kilómetros hasta llegar al lugar de los hechos, pues no podía pasar en vehículo.

Remató diciendo que el joven que fue asesinado junto con su hijo era originario de Chiapas y que sólo era un buen amigo, pero que de ninguna manera estaban relacionados en hechos delictivos.

DETENCIÓN

Héctor Cacique Fernández, a quien apodaron “El Diablo”, fue detenido en 2013 en el bar Mandala en la zona hotelera de Cancún, cuando estaba junto a Maximiliano Ezequiel Magallán González, de 27 años, alias “El Humo” y quien supuestamente había sido el encargado del ataque en el bar “La Sirenita”.

cacique1En aquél entonces, Gaspar Armando García Torres, procurador de Quintana Roo, dio a conocer la detención del sujeto el 18 de marzo de 2013, acusado del homicidio de siete personas en la cantina La Sirenita.

Esa vez, según la versión oficial, Cacique Fernández era clave en la lucha que en ese momento tenían los integrantes del Cártel del Golfo y Zetas por controlar la plaza.

En ese atentado debían ejecutar al secretario de conflictos del Sindicato de Taxistas, Francisco Achach Castro, “pero se les salió de control” porque “El Humo”, “se alocó matando gente”, publicó un medio local con declaraciones de la procuraduría.

LIBERACIÓN

El presunto fue liberado el 10 de marzo de 2014 tras ser absuelto de los cargos de homicidio. Pese a las primeras declaraciones, la procuraduría no pudo comprobar su participación en el homicidio de Francisco Achach Castro.

“El Diablo” salió de la cárcel a las 16:00 horas pero ya lo esperaban elementos de la policía judicial, quienes lo detuvieron sin orden de aprehensión.

Luego de 3 años y 6 meses, Héctor Fernández fue liberado el viernes 23 de septiembre de 2016, debido a que se dijo había falta de elementos.

“El  Diablo” pasó tres años y seis meses en prisión y finalmente la noche del viernes 23 de septiembre abandonó el penal escoltado por diversos automóviles, así como tres motocicletas; el antes mencionado enfrentaba cargos por delitos como homicidio, delincuencia organizada, entre otros.

DISCULPAS

Cabe mencionar que en marzo de 2017, después de librarse de un proceso penal por la múltiple ejecución del bar La Sirenita, Héctor Cacique Fernández no aceptó las disculpas públicas que le ofreció la Fiscalía General del Estado, como parte de una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por la tortura que sufrió en manos de agentes judiciales en el mes de marzo del 2013.

En aquella ocasión, el acto público fue realizado en las oficinas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Cancún, donde Héctor Cacique y su madre aprovecharon el evento para criticar la lentitud de las autoridades de la Fiscalía General del Estado, principalmente de la pasada administración, para proceder contra 43 elementos que cometieron la tortura.

“Las disculpas son meramente formalidad, son protocolos que se deben de seguir, pero no las acepto, es absurdo, es una ridiculez, no está aquí el señor fiscal, le agradezco mucho a la Vicefiscal que esté aquí presente, pero el Fiscal tenía que estar aquí dando la cara… tenía que estar aquí.

Con esto, me lo voy a echar de enemigo, pero a mí me vale madre, tenemos muchos enemigos, es injusto que el fiscal no se encuentre, es injusto que se me reconozca ya como víctima y no dijeron nada ahorita sobre reconocer mi inocencia”, expresó Héctor Cacique en el inicio de su intervención.

Ese día, la Vicefiscal General del Estado, Rosaura Villanueva Arzápalo ofreció la disculpa pública y el reconocimiento como víctimas de Héctor Cacique y de Maximiliano Ezequiel Millán, quienes fueron detenidos en el mes de marzo del 2013, al ser acusados de participar en la múltiple ejecución del bar La Sirenita.

De esta manera, Cacique Fernández consiguió que fuera reconocida la tortura que sufrió por parte de agentes de la Policía Judicial del Estado, ahora denominada Policía Ministerial, cuando la corporación estaba a cargo de Arturo Olivares Mendiola.

Cacique Fernández reconoció que todo el problema se originó por un problema que tuvo con Olivares Mendiola, a quien le entregó 75 mil pesos para que lo diera de alta en la corporación, pero éste no cumplió el acuerdo.

LA OTRA VERSIÓN

Una segunda versión sobre los hechos ocurridos la tarde de éste jueves en la ciudad de Cancún ha trascendido. Personas allegadas a Héctor Cacique Fernández dieron a conocer que el motivo de la reunión entre éste y un agente de la Policía Federal quien iba vestido de civil, era el de entregar a Rafael Zocsi Rodríguez alias  “El Dober” y la mamá de éste Leticia Rodríguez Lara, alias “Doña Lety”, quienes desde Alfredo B. Bonfil, controlan la venta de droga  en el destino turístico y en el Estado, mediante el Cartel de Doña Lety.

La versión cobraría fuerza, debido a que según testimonios de los propios policías, a pocas cuadras del restaurante Koras, ubicado en la calle Luis Donaldo Colosio dónde ocurrieron los hechos, se encontraban apostadas dos camionetas de la Policía Federal.

“El Dober” se habría enterado de la reunión por lo que ordenó el ataque y ejecución de “El Diablo” y El federal, por lo que incluso en la camioneta que utiliza, una Suburban Blanca, llevó a los Sicarios hasta el restaurante dónde ocurría el encuentro y les dispararon a ambos.

Los agentes federales iniciaron con la persecución de la camioneta, pero en el trayecto se encontraron con un vehículo compacto en el que viajaban hombres armados, quienes habrían acudido al rescate de “El Dober” y quienes enfrentaron a los policías federales.

Luego de la detención de los cuatro sujetos y practicar una revisión al interior del vehículo en el que se transportaban, se encontró a una persona en la cajuela que había sido privada de su libertad minutos antes.

La camioneta que participó en la ejecución de “El Diablo” fue localizada frente al domicilio del Dober, en este momento, la policía mantiene operativo en todo Alfredo B. Bonfil para detenerlo como principal sospechoso de la ejecución de las dos personas.

Esta es una versión diferente a la dada a conocer de manera preliminar y que en los últimos momentos ha cobrado mayor fuerza conforme avanzan las investigaciones 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 6 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba