Principales

Despiden a 17 trabajadores del Hospital de Bacalar

Chetumal, 18 de noviembre
ESPECIAL

El despido de trabajadores en las dependencias del gobierno del estado llega hasta personas con discapacidad y de la tercera edad en el Hospital Comunitario de Bacalar, donde a  17 empleados de confianza les han notificado que ya no tendrán cabida para el año 2017, ya que el último día de diciembre quedarán desligados de la dependencia.

El anuncio cayó como balde de “agua fría” para estos empleados que tienen entre seis y diez años de tiempo laborado en el nosocomio, pasando incuso penurias para salir avante en las tareas que se les designan por el poco recurso material que se les entrega.

El despido pudiera pensarse que se trata por un ajuste presupuestal del hospital, pero la verdad es que se trata únicamente para dar cabida a personal sindicalizado proveniente de otras partes del estado, en especial del municipio de Felipe Carrillo Puerto.

Entre los despedidos se encuentra personas discapacitadas, por lo que será muy difícil que puedan obtener otro empleo. Al igual entre ellos hay varias de la tercera edad que se ocupaban en las áreas de enfermería, administrativa y atención directa al público.

El hecho de no pertenecer algún sindicato los deja indefensos ante la orden emitida por sus superiores, categoría que han buscado afanosamente con el paso de los años, pero al no tener el dinero para pagar la plaza laboral al dirigente del Sutage, Roberto Poot Vázquez, y al secretario general de la sección 45 del Sntssa, Barbaciano Sansores Matos, no han logrado la tan anhelada base.

Tal parece que la secretaria Alejandra Aguirre Crespo se le olvida lo que sufren estos trabajadores, ya que una vez ella formó parte de esta clase de empleados que ahora despide, la misma que una vez tuvo la oportunidad de convivir y vivir con ellos en carne propia los abusos de sus superiores.

En cambio, Alejandra Aguirre premia con viajes a sus amigos, como es el caso de Wilbert Leciano Fuentes, quien con cargo a la dependencia participa en una carrera pedestre en la Riviera Nayarit, mientras que su nosocomio sigue entre los más decadentes de Quintana Roo, además de que tienen en nómina a Román Coba Aguilar, quien labora en mismo horario en el ayuntamiento local.

Las cartas están echadas para estos trabajadores que ahora verán la forma de poder suplir las necesidades de sus familias en un sitio en donde las fuentes de trabajo para discapacitados y personas de la tercera edad son escasas o nulas.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba