Principales

Desplazada, dirigencia estatal del SNTE

CHETUMAL, 27 de enero

snte comisionados q rooCon la finalidad de que la Sección XXV del SNTE se reintegre y los maestros afiliados vuelva a creer en el sindicato, el Comité Ejecutivo Nacional mandó al Estado de Quintana Roo a cerca de 100 comisionados de Yucatán, Campeche, Tabasco y Puebla, para que inicien trabajo de convencimiento entre el magisterio de Quintana Roo, que desconoció a su liderazgo durante el movimiento contra la Reforma Educativa.
Para esta labor, que esperaban que realizara el actual secretario general de la Sección XXV del SNTE, Rafael González Sabido, el Comité Ejecutivo Nacional está pagando 2 mil pesos diarios de viáticos a los docentes comisionados que se encargarán, en un plazo de dos meses, de hacer que esta sección recobre fuerza.

Con esto queda claro el total desplazamiento que a nivel nacional le hacen al Comité Ejecutivo Estatal de la Sección XXV del SNTE, especialmente a su líder, Rafael González Sabidos.
Desde que llegó González Sabido a la Secretaría General de la Sección XXV del SNTE, no fue del total agrado de muchos exsecretarios generales, docentes e incluso de mucha gente a nivel nacional que integra la cúpula del sindicato más grande de América Latina; pero su posición quedó severamente debilitada cuando fue desconocido por la mayoría de la base magisterial, durante el movimiento contra la Reforma Educativa del año pasado.

El desempeño que ha llevado a cabo el actual líder de esa sección ha dejado mucho que desear, al grado de que es el Comité Ejecutivo Nacional a través de sus representantes en este Estado el que ha tomado la batuta del sindicato para poder recuperar la confianza del magisterio, que han perdido por los desaciertos del actual secretario general de la Sección.

De acuerdo a información emitida por propios integrantes del Comité Ejecutivo Estatal del SNTE, la semana pasada llegaron provenientes de Yucatán, Campeche, Tabasco y Puebla, 100 comisionados sindicales, para hacer trabajo de recuperación y restablecimiento de la Sección XXV en el Estado.

Es importante recordar que en el Movimiento Magisterial en el Estado que se generó en el inició del presente ciclo escolar, el SNTE perdió la obediencia de cientos de agremiados y muchos de ellos, aunque cercanos al comité seccional, desconocen al actual líder de esa sección, el cual perdió liderazgo por los desaciertos que ha tenido desde que tomó la Secretaría General de la Sección XXV del SNTE.

De hecho, es importante recordar que los que dieron inicio el movimiento y al principio tomaron la batuta de las movilizaciones fueron integrantes del SNTE, quienes desde entonces desconocieron a su líder, por el nulo apoyo que éste les brindó en la lucha que emprendieron en contra de la Reforma Educativa.

Hay que recordar que en una de las marchas que realizaron, Rafael González Sabido fue prácticamente correteado del movimiento ante el descontento de la base al verlo tratando de ganarse al gremio, que desde entonces ya empezaba a repudiarlo.

De acuerdo a las fuentes extraoficiales, a la gente que envían para hacer los trabajos de reintegración de la Sección XXV, le están pagando viáticos de 2 mil pesos por día aproximadamente, para instalarse a lo largo y ancho del estado de Quintana Roo por un lapso de 2 meses, tiempo que les están proporcionando con la intención de realizar acciones de convencimiento entre la militancia para ofrecerles las bondades que trae consigo el SNTE y, desde luego, tocar también el tema de la Reforma Educativa y sus Leyes Secundarias.

Para eso, buscarán primeramente “convencer” al primer filtro, que son los secretarios delegacionales, para después poco a poco irse acercando a las escuelas y desde luego, entablar diálogo con los docentes de aula, a fin de “convencerlos” de las nuevas estrategias que trae consigo el SNTE para sus agremiados.

Lo anterior ha despertado inquietud y molestia entre los agremiados más cercanos a la Sección XXV, pues afirman que no obedecerán ordenes de comisionados del SNTE provenientes de los Estados antes mencionados, cuando ellos están inmersos en otro tipo de problemas.

Como ejemplo, la fuente fidedigna dijo que en el caso de los maestros yucatecos que llegaron a esta ciudad con el fin de “reestructurar” a la base sindical, no pueden decir qué hacer y cómo hacerlo, cuando ellos tienen un sindicato débil, sin estructura, que no ha podido conformar una asamblea desde hace ocho años.

“O en el caso de Tabasco, donde hay un sindicato independiente más fuerte que el propio SNTE. Aquí en Quintana Roo no necesitamos que el SNTE venga a traernos otro tipo de gente para salir a flote. Tenemos muy buenos elementos para hacer ese trabajo”, concluyó la fuente que proporcionó la información a Por Esto! de Quintana Roo.

Fuente: Alejandra Carrión (Por Esto! Quintana Roo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba