Principales

El diputado Chanito Toledo sobresale en el primer año del Congreso

El análisis numérico de la productividad de nuestros diputados locales coloca en la cumbre a José Luis Toledo Medina, Chanito –solitario diputado del partido Movimiento Ciudadano–, con 18 iniciativas individuales presentadas, sin incluir otra impulsada en grupo.

El dato duro es presentado por el Observatorio Legislativo de Quintana Roo en su “diputómetro”, para saber quién es quién en nuestro Congreso local, más allá de la palabrería porque eso sí, son buenísimos para los tacos de lengua.

Llama la atención que los diputados de Morena no hayan brillado en este terreno, aunque Édgar Gasca Arceo –diputado de Morena y ex presidente de la Jugocopo– figura en segunda posición, con 10 iniciativas. Édgar Gasca no se desmoralizó al desplomarse de la Presidencia de la Jugocopo, al votar en contra de una petición de refinanciamiento de la deuda presentada por el gobernador Carlos Joaquín González, cumpliendo instrucciones de la senadora de Morena, Marybel Villegas Canché.

En el sótano figuran siete diputados: Érika Guadalupe Castillo Acosta (Morena), Gustavo Miranda García (Verde Ecologista), José de la Peña Ruiz de Chávez (Verde Ecologista), Tyara Schleske de Ariño (Verde), Hernán Villatoro Barrios (PT), Roberto Erales Jiménez (PT) y Eduardo Martínez Arcila, del PAN. Los cinco últimos ya han sido diputados, así que no tienen la excusa de la novatez.

La improductividad de estos siete diputados no se puede justificar, aunque el coronavirus sea la excusa a la mano. Reprobable porque tan sólo se dedican a estas tareas y se les paga muy bien. Duele mucho en el caso de Roberto Erales Jiménez, diputado del PT y simpatizante de la 4T, quien fue todo entusiasmo en campaña y se comprometió a impulsar nuestra Ley para la Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas.

Con una solitaria iniciativa presentada figuran Euterpe Gutiérrez Valasis, María Fernanda Trejo Quijano, Alberto Batun Chulim (todos de Morena) y la perredista Iris Mora Vallejo, del PRD.

Chanito Toledo es una gratísima sorpresa porque es el solitario diputado plurinominal de Movimiento Ciudadano –lo que era Convergencia– y con enorme exigencia por haber sido Presidente de la Gran Comisión del Congreso y diputado federal del PRI en tiempos del gobernador Roberto Borge.

Este diputado con hondas raíces en Playa del Carmen estuvo a un paso de ser candidato del PRI a la gubernatura en 2016 y lo sacaron de la competencia cuando estaba plantado para enfrentar a Mara Lezama Espinosa –de Morena– en la batalla por la alcaldía de Cancún en 2018, como candidato de la coalición PAN-PRD. La maniobra fue orquestada por el gobierno del estado, concretamente por Juan de la Luz Enríquez Kanfachi. La causa hecha valer en esa ocasión con fines políticos: no contar con la residencia de cinco años.

Chanito Toledo se ha desplazado con destreza en el Congreso local, reaccionando con tino estratégico para impulsar una agenda propia que sabe tejer alianzas, con posturas firmes que lo plantan como un valor para lo que se avecina.

Morena vive sus últimas horas en la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo). Los tiempos del Covid afectaron el incompleto período de Reyna Durán Ovando y ahora el Verde Ecologista está a horas de tomar la plaza legislativa, pero no hay que adelantar vísperas porque el PAN se asoma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 6 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba