Doscientos mil pesos le cobraron a beliceño por atropellar a un jaguar

Chetumal, 19 abril
Julio Javier Mena (Por Esto Q Roo)

La noche de este jueves recobró su libertad el empresario beliceño Efraín Guerrero, después de pagar una multa de aproximadamente doscientos mil pesos, la cual fue impuesta por la Profepa, por la supuesta caza de un jaguar.

Esta situación es sumamente absurda, ya que este empresario se encontraba manejando de regreso a Corozal, Belice, y a escasos kilómetros de llegar a la comunidad Bacalar, el felino le salió al paso y no pudo esquivarlo.

Esta situación se convirtió en un atropello por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), la cual armó todo un show para inculpar a Efraín Guerrero como responsable de la caza de este animal, el cual se encuentra en peligro de extinción.

A su vez, las autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se prestaron a este montaje y prepararon todo un caso para poder multar de manera injusta a este ciudadano beliceño, pues le sacaron la módica cantidad de doscientos mil pesos.

La multa es por la caza de un animal el cual se encuentra protegido por las leyes mexicanas; sin embargo, tal acto de cacería nunca existió, ya que se trató de un accidente, esto es una muestra clara de abuso de poder por parte de las autoridades mexicanas.


Como se recordará, Efraín Guerrero, ciudadano beliceño, regresaba de unas vacaciones en la ciudad de Cancún, cuando a escasos kilómetros antes de llegar a la comunidad Bacalar, un jaguar se le cruzó en la carretera federal, debido a que detrás de su vehículo se encontraba un autobús de pasaje decidió no frenarse, por lo que golpeó al felino.

Según comenta Tanisha Morales, esposa de Efraín Guerrero, no podían distinguir si se trataba de un jaguar o de algún otro animal debido a la oscuridad de la carretera, aunado a esta situación, Efraín Guerrero decidió no detenerse ante la amenaza de que fuera un asalto.

Pero poco avanzó la camioneta, ya que debido al impacto con el animal el vehículo mostró un desperfecto en el radiador, por lo que tuvieron que detenerse en el crucero de Reforma.

Ahí una patrulla de la Policía Federal los alcanzó y les dijo que les tenía que tomar su declaración y llevarlos a las instalaciones de FGR de la comunidad Bacalar, por lo que había acontecido.

Tanisha Morales comentó que cuando los llevaron a las instalaciones de Bacalar, se les dijo que sería una cuestión de dos horas a lo mucho, que sólo se les tomarían los datos y podrían seguir su camino.

Sin embargo, el día de hoy Efraín Guerrero al fin pudo ser liberado pagando una multa de doscientos mil pesos, por un accidente que no estaba en sus manos impedir.

2 comentarios

Responder a Conmocionada Cancelar respuesta

18 + dos =