Principales

Ebrio influyente cobijado por la Sintra

Chetumal, 4 de septiembre
ESPECIAL

Borracho hasta las manitas, el director de Caminos y Vialidades de la deplorable Secretaría de Infraestructura y Transportes (Sintra), Víctor Hugo Aragón Esquivel, fue el protagonista de tremendo escándalo al ser detenido conduciendo un vehículo oficial de la dependencia por elementos de la Policía Estatal, a los que quiso “charolear” ostentándose como un importante funcionario del gobierno.

Para su infortunio, los agentes policiacos no se dejaron amedrentar por sus ridículas ínfulas de grandeza, y retuvieron el vehículo que estaba utilizando junto con otros empleados de la Sintra para festejar con bebidas etílicas a altas horas de la noche en el Boulevard Bahía.

La acción, más allá de la exhibición pública de su ebriedad, constituye una flagrante ilegalidad, ya que no solo cometió el delito de conducir con un alto grado de intoxicación, sino que también usó un vehículo gubernamental para fines no autorizados.

El hecho fue documentado en video por el periódico De Peso, en un material donde se ve claramente el estado inapropiado del funcionario de la Sintra, quien estaba acompañado por otra empleada de la dependencia que también se encontraba ebria y que participó en los dimes y diretes con los policías estatales.

Sin posibilidad de negar su responsabilidad en este ilícito, a Víctor  Hugo Aragón, quien antes fungió como director de Obras Públicas en Tulum y que llegó a la Sintra de la mano del titular Jorge Portilla Manica, no le queda más que presentar su renuncia a la dirección de Caminos y Vialidades o atenerse a una acción administrativa en su contra.

Y es que las Normas de Control Vehicular 2017 del Gobierno del Estado establecen en su Artículo 32 que queda estrictamente prohibido hacer uso del vehículo cuando el resguardante no se encuentre laborando y fuera de los días autorizados o el horario señalado, y advierte que los funcionarios que incumplan con esta disposición serán sancionados conforme a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Como antecedente, en 2015 un funcionario de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado fue cesado de manera fulminante tras ser descubierto saliendo de un motel en horario laboral con un vehículo oficial, motivo suficiente para su despido.

Pero el caso de Aragón Esquivel es aún peor, ya que además del uso indebido del bien público tiene el agravante de conducir en estado de ebriedad y de querer evadir la acción policial utilizando su cargo.

Con este nuevo escándalo, la Sintra debería cambiar su nombre a Secretaría de la Sinvergüenzada, ya que sus funcionarios han sido exhibidos una y otra vez por actos de corrupción, desde extorsiones a transportistas, moches a constructores, hasta ebrios influyentes que se pasean en autos con el logotipo de la dependencia y del gobierno estatal.

Lo peor del caso es que el titular de la dependencia, Jorge Portilla Manica, se ha empeñado en proteger a sus allegados y en minimizar los aberrantes actos de corrupción que suceden dentro de la Sintra, abonando a la podredumbre entre sus subalternos.

¿Qué dirá ahora Portilla Manica? ¿Aplicará la ley como se debe, o preferirá quemarse y embarrar el nombre de la dependencia sosteniendo a este indigno servidor público?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba