Echa reversa el municipio de retirar a vendedores de los parques

Chetumal, 5 febrero
(Quequi)

Autoridades del municipio de Othón P. Blanco dan marcha atrás a la intención de reubicar a los venteros ambulantes de los tres parques más importantes de la capital del Estado, debido a que estos forman parte de la llamada caja chica de la Comuna capitalina, así como los baños públicos que se encuentran en igual número de mercados, en los que se cobra el servicio sin entregar recibo alguno.

Trabajadores en activo con más de 30 años en las áreas de Fiscalización y mercados que pidieron el anonimato por temor a represalias, aseguran que los gobernantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el cual encabeza en estos momentos, José Luis Murrieta Bautista, no saben qué hacer con la encomienda que se les hizo, debido a que están poniendo en direcciones claves a gente que no cuenta con experiencia ni el perfil que se requiera, como es el caso del director de fiscalización, Emanuel Jesús Magaña Cicerol, quien se ha encargado de atacar a humildes venteros ambulantes.

PAGOS

Datos que obran en poder del Quequi, señalan que en el parque de la colonia Forjadores son amenazados con reubicarlos, donde existen 800 personas que sábado y domingo realizan la venta de frutas, verduras, comida, ropa usada entre otros, mismos que pagan por día la cantidad de 30 pesos, además de cinco por utilizar los baños, lo que hace un total de 520 mil pesos, mientras que en el parque de Las Casitas, donde se encuentran 60 personas, la cantidad es de 240 mil pesos, además del parque de los Caimanes donde se encuentran 40 personas que aportan alrededor de 25 mil pesos.

En este orden se pudo establecer que los baños de los mercados Ignacio Manuel Altamirano cada mes genera 50 mil pesos, mientras que el de Lázaro Cárdenas es de aproximadamente 25 mil, así como el mercado Andrés Quintana Roo con 15 mil en promedio, lo que en total hace una suma de más de dos millones de pesos que llegan a las arcas del municipio capitalino, mismos que sirven para gastos corrientes, debido a que no se entregan recibos en estos lugares.

Ante la inexperiencia de regidores de Morena, así como de funcionarios autoridades de la Tesorería Municipal, según trabajadores con experiencia de más de 30 años les tuvieron que explicar la situación, para evitar seguir hostigando y amenazarlos con correrlos o reubicarlos, debido a que de estos impuestos salen los gastos para pagarles sus compensaciones y fondos revolventes.

2 comentarios

  1. No estoy en contra de esta gente que hace su luchita vendiendo en los parques, el detalle es que los destruyen, se apropian de ellos y los dejan llenos de basura, no cuentan con baños, hay algunos que obstaculizan el paso y son groseros con los usuarios del parque, pasaron de ser lugares para esparcimiento familiar y se convirtieron en mercados al aire libre sin ninguna regulación o control, creo que los parques no son lo adecuado para este tipo de función

Deje un comentario

veinte − Once =