Principales

Educación superior reprobada

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

Mientras la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) presume los avances alcanzados en la educación básica –preescolar, primaria y secundaria– donde se ha mejorado la cobertura y se avanzado gradualmente en los rankings nacionales de aprovechamiento, la educación superior en el estado está en severa crisis, siendo una de las entidades que aparece con las peores calificaciones, tanto en cobertura como en calidad.

El estancamiento de la educación profesional es gravísimo, pues presenta un atraso de décadas y una cobertura apenas por encima del 25 por ciento, lo que coloca al estado en el lugar 27 de 32 en el país según las estadísticas más recientes de la Secretaría de Educación Pública, dadas a conocer en mayo pasado en la Asamblea General Ordinaria de la Asociación Mexicana de Órganos de Control y Vigilancia en Instituciones de Educación Superior A.C. (Amocvies).

Los datos fríos señalan que en el ciclo 2015-2016 Quintana Roo alcanzó una cobertura del 25.6 por ciento en la educación superior, diez puntos porcentuales por debajo del promedio nacional, que es de 35.8 por ciento, y a años luz de la entidad líder, la Ciudad de México, que encabeza la lista con un 89.9 por ciento de cobertura.

estudiantes universitariosDurante el gobierno de Roberto Borge Angulo, a punto de concluir, invirtieron carretadas de dinero para fortalecer las Universidades Tecnológicas en Chetumal y Cancún, así como la Universidad Politécnica de Bacalar. Esa estrategia pretendía aumentar de manera considerable la oferta educativa a nivel profesional, y por lo tanto mejorar la cobertura, no la calidad.

Pero estos esfuerzos rindieron pocos frutos, pues el avance fue marginal. En 2011, la cobertura era del 20 por ciento, es decir, solo se logró un crecimiento de cinco por ciento ante la población objetivo. Pero la cobertura es solo una de tantos problemas que enfrenta la educación superior a nivel local; el otro, el que más importa, es la calidad.

Porque de nada sirve tener oferta y cobertura, si la educación profesional recibida es de baja ralea y no contribuye al desarrollo social y económico de los egresados.

El mal estado de la educación superior es un foco rojo que deberá ser atendido por el gobierno entrante. Pero hay que verlos en el toro mecánico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + dieciseis =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba