Principales

El Cancún de la transformación

 

En Órbita | Marcelo Salinas

Cancún es otro. El destino líder exhibe una grata fisonomía, reconocida y admirada por muchos. Un ejemplo reciente: la semana pasada visitó esta ciudad la doctora Olga Sánchez Cordero, ministra de la Suprema Corte de Justicia, quien además de ofrecer una conferencia magistral en la Universidad de la Caribe, recibió una distinción especial en el Ayuntamiento, del que, dijo, “es plural y eficiente, tal como se refleja en numerosas obras”.

Frente al presidente municipal Paul Carrillo de Cáceres y servidores públicos de los tres niveles, la abogada destacó los resultados de la administración 2013-2016, “en beneficio de todos”, al enlistar como logros el rescate de espacios públicos, el no endeudamiento, el aeropuerto número uno del país, las seis playas certificadas y un gobierno equilibrado, esto último en referencia a la paridad de género en el Cabildo y en direcciones administrativas.

La letrada no necesita quedar bien para ser premiada. Su rica trayectoria de 20 años en la Corte y su importancia tanto por la cantidad como calidad de los asuntos en sus manos, son suficientes para prestarle atención. Ya en su llegada a la Unicaribe había contado que conoce Cancún “desde antes que fuera Cancún” (como marca exitosa) y lo ha visitado durante años, lo cual le permite constatar el nivel de progreso alcanzado, “más aún del último tiempo”.

En Cancún se goza una mejor ciudad. No solo porque los rankings la sitúen entre las más habitables, sino porque en la dinámica cotidiana la transformación está facilitando la vida a una mayoría que lo agradece. La estrategia tiene dos vertientes claras: consolidar lo necesario en materia de obra pública y corregir las deficiencias en rubros clave, incluido el financiero, pues debe recordarse que se recibió una Comuna prácticamente en bancarrota.

Paul y su equipo trazaron un plan que les permite ostentar resultados favorables como los antes mencionados y comprometerse a concluir un ciclo como nunca antes. Para lo anterior, se atrevió a revelar la forma, basada en cuatro ejes, los cuales deben cumplir los más de 6 mil trabajadores. Primero: resguardar el Estado de Derecho; segundo: consolidar la transparencia y la rendición de cuentas; tercero: continuar la lucha contra la marginación social, y cuarto: seguir manteniendo finanzas sanas.

paulEl Cancún de Paul da para eso y más. Al analizar en perspectiva los datos disponibles y al asimilar estos cuatro principios que han de regir en el último tramo, se confirma un municipio con fortaleza, un primer edil con liderazgo y un equipo con visión. Atrás quedó el Cancún de los baches, de la crisis económica, de las temporadas bajas, de los balnearios solamente para turistas y el de la exclusión.

Lo que sigue es concretar lo que está en marcha, atender los pendientes y vigilar el cumplimiento cabal de los compromisos hasta el último minuto.

“Se los agradezco verdaderamente como mexicana, como turista que visita este maravilloso lugar, pero sobre todo porque ustedes han dado una muestra de lo que se puede hacer y que en otros municipios y cabildos del país no sucede”. Esta frase de la ministra, quedará para la posteridad. Hay que enmarcarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba