Principales

El combate que viene en Q. Roo

Antes, durante y después del embate al paso el huracán “Greice” -así se debe pronunciar Grace- que recién pasó con sus vientos huracanados en su paso por el centro de Quintana Roo, Tulum -ventana al Mar Caribe- que pasó.

Aunque hubiera resultado excelente que el huracán que pasó se llevara en su paso la pandemia Covid-19 que agobia –y ahoga- a los quintanarroenses pero no, “Greice” pasó sin ninguna consecuencia que lamentar. Saldo blanco resultó su paso -que ya pasó.

Así, en el compás de espera mientras pasó “Greice” hubo un intervalo al asomo de los aspirantes previo al arranque del proceso electoral de sucesión de gobernador en Quintana Roo a realizarse en el 2022, por lo que se vive en un estado aspiracionista con féminas y varones las y los que se asoman enfilándose a las candidaturas de sus partidos -solitos o en coaliciones- algunos con menor ímpetu, mientras otras, son predecibles –como cuando asoma un huracán- se les está tomando la temperatura con el termómetro político-electoral.

A menos de un año, antes de la contienda electoral, por venir, se han visto en el escenario político los auto lanzamientos de mujeres que aspiran las precandidaturas en una precampaña al interior de sus banderías, Mara Lezama y Maribel Villegas, de Morena y, Mayuli Martínez  Simón, del PAN, huelga decir este proceso es contrario a la tradicional decisión de la dirigencia ahora, son las aspirantes quienes se auto auscultan y se auto analizan para lanzarse con la querencia de ser una de ellas la ungida.

Los pretendientes varones aspiracionistas son militantes partidistas de cepa con que se lanzan en una especie de precampaña interna en sus partidos en alianza -en ciernes- para que al final la estructura ligada en concordato “liken” -y califiquen- para que alguno de ellos sea el ungido. –Al que se vea con mayores opciones y presumible capital político-electoral.

Otro referente en ese ánimo, es que en Quintana Roo no hay verdaderas ideologías en los partidos que son propensos a componendas, amarres, alianzas o contertulios y tienen prácticamente toda una gama de colores de prosapia partidista, para que los posibles ungidos sean proyectados con un sí o no,  si no, algún otro u otra oirá el tintineo de la campana llamado a componer sus filas.

Un aspecto resaltante es que los políticos del patio -con sus excepciones- se quieren comprometer con una opción ideológica tripartita -nadie es de izquierda ni de derecha ni del centro- el caso es encontrarse en una sola bandería -como en un cóctel tutifruti-. Así se mostraron en una foto con la imagen que atrapó un “paparazzi” en donde se ve a tres políticos departiendo en torno de una mesa del “Mar Caribe”, Eduardo Martínez Arcila del PAN; Arturo Contreras Castillo del PRI y Gerardo Mora Vallejo del PRD. -Se deduce que fue para refrendar la alianza: “Va por Quintana Roo”.

Evidentemente la connotada reunión tripartita en el -bar –Mar Caribe- situado en una calle aledaña al bulevar Bahía de Chetumal, las tres figuras políticas de marras se ven enclavados en el convite para el diálogo o negociación. Quién pudiera negar, si en su caso u acaso, buscan la solución para que la candidatura a Gobernador sea o no una negociación entre los interpelantes reunidos con intereses creados dilucidando quién podría ser el ungido.

En contraparte, como oponentes fuertes se muestran las y los aspirantes de Morena -prototipo de la moda electorera- ahora en la búsqueda por su candidatura a la gubernatura de Quintana Roo a quien se declare de izquierda más cuando la mayoría del electorado -en el Estado- comparte la ideología del presidente AMLO al igual que quien asuma la candidatura de Morena sea de identidad quintanarroense.

En los escarceos preliminares se ha dado inició a las aspiraciones con las miradas puestas al cuartel estratégico de la dirigencia Nacional de Morena con el lanzamiento informal de su precandidatura a gobernador del Estado denotándose –aparte de las dos mujeres aspiracionistas- que, en eso mismo anda el senador de Morena por Quintana Roo, José Luis Pech Várguez, quien se ha visto constantemente en las redes sociales.

El Dr. Pech prácticamente es una opción, pero la candidatura pudiese darse en la figura del diputado federal de Morena en San Lázaro, Luis Alegre Salazar o, para que tal vez sea el ungido quien ha resurgido como alcalde de Morena en el municipio maya de Tulum, Marciano Dzul Caamal.

En el morenismo de Quintana Roo se tiene asegurada la candidatura -en ciernes- de entre las Morenas, Mara Lezama y Marybel Villegas y, de entre los Morenos, José Luis Pech, Luis Alegre y Marciano Dzul, quienes representan la instauración clara y firme de la 4T del líder y creador de Morena, Andrés Manuel López Obrador o, tal vez, el ungido sería el director del -Programa Istmo de Tehuantepec-, Rafael Marín Mollinedo. Aunque Rafa Marín ya se auto descartó para tal misión.

Tal o cual decisión, la que está por definir AMLO, -será indiscutible, tajante, indubitable-.

Lo veremos Sancho Panza cabalga la verdad está en camino, -dijo el caminante andante, Quijote de la Mancha-

En el vitral de La bola de Cristal

En el semáforo epidemiológico del 23 al 29 de agosto en la zona norte y sur del estado se mantiene el color naranja. En la zona sur el municipio de Bacalar se tiene un incremento de contagios de COVID19 superior a un 300%. La ocupación hospitalaria es de un 43% a nivel estatal de pacientes con este padecimiento.

El gobernador del estado Carlos Joaquín comentó que el municipio de Bacalar es el epicentro de contagios por COVID 19 en Quintana Roo al registrar un repunte del 337 por ciento lo que de nuevo mantiene al estado en semáforo epidemiológico naranja.

Destacó que este semáforo operará en la región norte y sur del estado y estará vigente a partir del 23 al 29 de agosto de 2021.

En la región sur del estado que comprenden los municipios de Bacalar, Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos la tasa de contagio es de 1.15 puntos, en tanto la ocupación hospitalaria está por arriba del 25 por ciento en camas normales y del 42 por ciento en camas con ventilador.

En la región norte del estado que comprenden los municipios de Solidaridad, Cozumel, Isla Mujeres, Tulum, Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos y Benito Juárez, la tasa de contagios es de 0.94, en tanto la ocupación hospitalaria se encuentra por arriba del 53 por ciento y 25 por ciento en camas con ventilador.

La ocupación general estatal es del 43 por ciento en camas normales mientras que en camas con ventilador la ocupación es del 28 por ciento.

En la zona norte hay dos hospitales con altos índices de ocupación, el Hospital General número 3 del IMSS con una ocupación del 90 por ciento y el Hospital General 18 del IMSS con una ocupación del 60 por ciento.

En tanto que el Hospital General de Felipe Carrillo Puerto registra una ocupación de casi el 100 por ciento, mientras que el Hospital General de Chetumal registra una ocupación del 70 por ciento en tanto que el Hospital General de Zona del IMSS con una ocupación hospitalaria del 50 por ciento.

En enlace por radio y televisión, el gobernador Carlos Joaquín González, presento la gráfica de contagios pro COVID -19 de donde de nuevo destaca el municipio de Bacalar que presenta un índice de contagios del 337 por ciento.

En el caso del municipio de Lázaro Cárdenas tiene una reducción de contagios del 33 por ciento, el municipio de Puerto Morelos también tiene una disminución del 14 por ciento en la tasa de contagios, en el caso de José María Morelos presenta una curva descendente del 4 por ciento, en Benito Juárez también hay una reducción del 3 por ciento en el número de contagios.

En el caso de los municipios con un repunte de casos está el municipio de Isla Mujeres que presenta un aumento del 4 por ciento, le sigue el municipio de Solidaridad con un ascenso del 10 por ciento de aumento de casos de contagios, en el municipio de Tulum el aumento es del 14 por ciento, en Cozumel hay un disparo hacia arriba del 27 por ciento, en tanto que el municipio de Felipe Carrillo Puerto tiene un repunte del 35 por ciento, en cuanto al municipio de Othón P. Blanco este presenta un repunte del 46 por ciento, mientras que el municipio de Bacalar tiene un repunte del 337 por ciento.

La Secretaría Estatal de Salud, reporto que hasta el último corte hay 51 mil 259 personas infectadas en el estado mientras que se reportan 3 mil 550 fallecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − uno =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba