Principales

El OPLE nacería muerto

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

El Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) tiene las horas contadas, pues a partir del 1 de noviembre entrará en funciones el nuevo Organismo Público Local Electoral (OPLE), cuyos consejeros deberán ser designados por el INE a más tardar el 30 de octubre.

Los 28 aspirantes a ocupar un puesto de Consejero Electoral en el nuevo organismo fueron sometidos a un duro escrutinio por parte de los funcionarios del INE, en entrevistas personales donde les preguntaron sobre todo por sus relaciones partidistas.

Y es que la mayoría de los 28 aspirantes a esas posiciones de lujo arrastran un pasado donde sus relaciones con el poder y su militancia en uno u otro partido han sido su llave de entrada a diversas posiciones, lo que pone en entredicho su autonomía y parcialidad en caso de llegar al Consejo del organismo electoral.

Entre los que tienen nexos partidistas más que claros está Iceberg Nahum Patiño, perredista activo hasta 2013 y que ha ostentado incluso la representación del partido ante instancias electorales; el también Consejero del IEQROO, Vicente Aguilar Rojas, fue empleado de la Secretaría de Gobierno, y la ex delegada federal de la Semarnat, Gabriela Lima Laurents, fue impulsada a esa posición por el PAN.

Los entrevistadores fueron implacables y sacaron los trapitos al sol de cada uno de los aspirantes, desde cuestionamientos por decisiones controvertidas en sus anteriores puestos, hasta problemas con la ley, como fue el caso de Jorge Reyes Jiménez, acusado de intento de homicidio por su ex esposa; él reconoció el hecho pero precisó que ya no se encuentra bajo proceso penal, mientras que a Enrique Mora Castillo, ex titular de Derechos Humanos en el estado, lo metieron en aprietos al preguntarle sobre su desempeño en ese puesto gubernamental.

La lista de aspirantes cuya credibilidad está comprometida es muy larga, y aunque durante las entrevistas negaron sus filias partidistas y juraron mantener una postura imparcial y autónoma en caso de ser nombrados Consejeros, la realidad es otra porque algunos mintieron y otros minimizaron sus relaciones con el PRI y el gobierno del estado.

El INE tendrá la dura tarea de seleccionar a los Consejeros que ofrezcan mayor credibilidad para el nuevo organismo, pues si avala sus nombramientos a pesar de las claras irregularidades y de la notoria cercanía de algunos candidatos con los partidos políticos, el OPLE nacerá muerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − doce =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba