Principales

El «Toro» chetumaleño que puede ser diputado independiente

La brutal incompetencia y el cínico incumplimiento de promesas de campaña han sido la marca nauseabunda de nuestros 15 diputados de mayoría relativa, los que seducen a los electores en cada temporada aprovechándose de su ingenuidad y devoción por los colores de un partido.

Las puñaladas traicioneras los distinguen y los vemos enquistados en Morena, PAN, PRD y el desinflado y subordinado PRI, pero también en los dos aliados de la 4T: Verde Ecologista y PT. No hay partido que sea la excepción, pero sí la gran decepción.

En este escenario tan adverso para los electores con criterio nace la opción de los candidatos independientes. Uno de ellos es Manuel Salvador Pérez Alavez, quien pretende ser candidato a diputado local por el Distrito XIV del sur, que cubre a nuestra capital.

Conocido como «El Toro de Chetumal», es nieto de Pedro Pérez Garrido, un aguerrido líder social asesinado en las cercanías de Palacio de Gobierno en 1952, cuando el mal gobierno del jalisciense Margarito Ramírez Miranda estaba por ser cortado de tajo por los mayas en los tiempos del Territorio.

No hay opciones dignas para el sur en Morena y el PAN, los partidos líderes en sus respectivas coaliciones. La mayor decepción la ha provocado el partido del Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque se instaló en nuestro Congreso con una imagen de cambio y autonomía convertidas en farsa, porque entre ellos y el PAN no hubo la mínima diferencia.

Por ello hay que seguir muy de cerca a los candidatos independientes que darán la batalla, como «El Toro de Chetumal» Manuel Salvador Pérez Alavez, quien viene respaldado por la historia de valentía de su abuelo Pedro Pérez Garrido, cuya historia narran con admiración los chetumaleños que eran adolescentes en los tiempos de apogeo de Pedro Infante.

Este Toro independiente chetumaleño puede dar estocadas mortales a esos bueyes traicioneros que mienten en campaña para instalarse en su curul, aprobando lo que les ordenan en jugosos pagos por evento.

Mandar al diablo a estos partidos será la mejor revancha de los electores que no son seducidos por el canto de las sirenas, aunque muchos seguirán siendo tan ingenuos que seguirán premiando a quienes los traicionan tiro por viaje.

¿Habrá Toro chetumaleño en nuestro Congreso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba