Principales

El turno de las víctimas

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

La muerte de un bebé por evidente negligencia médica en el hospital general de Felipe Carrillo Puerto, por una deficiente cadena en toda la labor previa al parto, agita de nuevo el tema de la pendiente reactivación de la comisión estatal de arbitraje médico, creada en 1997 –en el gobierno de Mario Villanueva Madrid– y desinflada desde entonces, dejando indefensos a cientos de pacientes y sus familias.

Que un bloque de galenos se oponga al renacimiento de esta Comisión no es excusa válida, ya que pesan mucho más los derechos de los pacientes a un sistema de salud eficiente que vigile con lupa la negligencia criminal, evitando muertes como esta que cubre de luto un hogar en Tihosuco.

La familia envuelta hoy en el dolor hizo lo correcto al acudir a una institución médica que cuenta con todo el equipo médico y quirúrgico para atender un parto sin complicaciones, de esos que una partera puede atender rutinariamente. Pero el personal involucrado del hospital general de Carrillo Puerto es el que falló y tendrá que ser investigado porque hay una denuncia ante el Ministerio Público del Fuero Común.

Los diputados locales de todas las bancadas han tenido la oportunidad de intervenir para evaluar el tema de la Comisión Estatal de Arbitraje Médico, y los galenos ya no deben poner más obstáculos a su nacimiento porque es un reclamo social, por el bien de las víctimas que no deben serlo más.

Ya que un puñado de candidatos a diputados locales anda en campaña, prometiendo hasta lo que no está en sus manos, bien pueden tomar en sus manos este expediente para comprometerse y arrastrar el lápiz para hacer posible el renacimiento de esta Comisión de Arbitraje, ya que Quintana Roo es de los pocos estados que no cuenta con esta instancia.

No se vale que la demagogia sea la constante en las campañas de estos candidatos que van por la promesa impactante, omitiendo las tareas legislativas que son su principal función, más allá de las labores de gestoría que no todos desempeñan.

La tragedia ocurrida en el hospital general de Felipe Carrillo Puerto debe ser un punto de partida para estos candidatos a diputados locales que deben estar al lado de la población que los impulsa a esas posiciones de poder que para muchos son un fin en si mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba