Principales

Eloy Quintal tendrá que responder por obra del bulevar Bahía

Ajuste de Cuentos

Ángel Solís

El próximo 25 de septiembre concluye el “Gobierno del Cambio” y con él la manada de funcionarios que tomaron por asalto el poder en Quintana Roo regresarán a sus estados de origen como Yucatán, Puebla, Morelos, Ciudad de México, entre otros.

Mientras tanto, los empresarios locales que se prestaron para facturar obras y servicios fantasmales o de pésima calidad tendrán que salir a dar la cara. Tal es el caso del arquitecto Eloy Quintal Jiménez, propietario del  Grupo Constructor de la Península HT S. A de C. V, la cual recibió de manera oficial cerca de 30 millones de pesos para remodelar el tramo 1 del Boulevard de Chetumal.

Al empresario chetumaleño en diciembre del año pasado le fue adjudicado el contrato DECRETO-OP-079/2021 por un monto de 29 millones 856 mil 289.31 por el concepto de “Mejoramiento del malecón de Chetumal (Primera Etapa), la cual va desde el Parque del Renacimiento hasta la Calzada Veracruz, tramo que a pocas semanas de haber sido concluido ha presentado infinidad de problemas por la mala calidad de los materiales utilizados en la obra.

Hundimientos, desfondes, inundaciones, deficiencias en el alumbrado público, lámparas quemadas, pintura de baja calidad utilizada en la obra, son tan solo una parte de los vicios que presenta este tramo remodelado, al cual hay que sumarle el ecocidio de más de 120 árboles en esa zona de la ciudad, que llevó a cabo la fantasmal empresa “Plantas del Sureste”, de la cual no existe registro alguno y mucho menos antecedentes en otros trabajos de obra pública en el estado o el país.

Persisten muchas dudas respecto a esta empresa que forma parte de los negocios del chetumaleño por la manera que llevó a cabo estos trabajos, como el hecho tan simple de que Eloy creció en esta ciudad como para que no sepa el tipo de suelo cavernoso que presenta esa parte baja de Chetumal, además que por ser arquitecto de profesión no haya previsto las zonas de inundación por falta de drenaje y tipo de materiales que se debían utilizar para evitar hundimientos y desfondes, al ser el Malecón parte del Boulevard Bahía, haciendo ver claramente que al puro estilo de la licitación de los uniformes escolares, solamente se prestó para facturar la obra y posar para foto.

A las sospechas que ha generado el poco conocimiento de la zona remodelada, pese a que el supuesto constructor es originario de Chetumal, habría que sumarle que administrativamente Grupo Constructor de la Península HT S. A de C. V, lo hace ver como una simple facturera, ya que el domicilio fiscal reportado en el Padrón de Contratistas del Gobierno del estado es un edificio abandonado y en mal estado desde hace más de tres años.

La constructora registrada ante el Padrón de Proveedores del Gobierno del estado y el Padrón de Constratistas, tiene como domicilio fiscal la avenida Andrés Quintana Roo No. 273 entre San Salvador y Camelias, C.P. 77012 en Chetumal, representada por Mario Alberto Maldonado Flores, quien se desempeña como contador de las empresas de Eloy Quintal Jiménez, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), capítulo Chetumal.

A Flores Maldonado se le suman Ángel Contreras, Landy Mezquita y Armando Aguirre, quienes aparecen como representantes legales en diversos contratos ante la Secretaría de Obras Públicas del estado, así como Ayuntamientos (OPB y Tulum) para lo cual reportan como domicilios fiscales tres ubicaciones diferentes, y una de ellas, corresponde a la vivienda del líder empresarial, la cual está a unos pasos de un parque conocido como “Del Queso” en esta ciudad.

De ser un funcionario municipal menor en la administración de Cora Amalia Castilla Madrid, Quintal Jiménez se ha convertido en un poderoso empresario constructor, sin contar a la vista los activos que tiene la constructora o al menos instalaciones acordes a los millones de pesos que supuestamente logra en las licitaciones. Este chetumaleño tendrá mucho que aclarar en los próximos días.

Este sábado se entrega toda la obra de remodelación que supuestamente realizaron el Grupo Constructor de la Península HT S. A de C. V. en el tramo1; Empresas Quito S. A. de C. V. para el tramo 2; Obras y Mantenimientos Integrales S. A. de C. V. para el tramo 3, y finalmente Grupo Impulsora de la Costa Maya, para el tramo 4, cacareados como una obra 100 por ciento realizada por empresarios chetumaleños, aunque todo indica que solo se prestaron para una gran simulación.

La presidenta municipal Yensunni Martínez Hernández tendrá que estar atenta a lo que recibe y sobre todo exigir las fianzas por vicios ocultos que presentaron estas cuatro empresas, ya que es evidente que la obra fue hecha al vapor y con materiales de poca calidad.

El 25 de este mes se van los joaquinistas, pero tú, Eloy, te quedas y tendrás mucho que responder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba