Principales

Empleados del Vocero protestan ante Carlos Joaquín

Chetumal, 21 Noviembre
José Ramos (Por Esto Q Roo)

En pleno desfile del 20 de noviembre, trabajadores de la Unidad del Vocero se manifestaron frente al balcón del Palacio de Gobierno, cansados de los abusos y el hostigamiento a los que han sido sometidos en las últimas semanas por parte de la administradora Amalia Blanca Rosa Villegas Mendoza, quien pretende despedirlos de manera arbitraria e injustificada.

Karla María Pedrosa Ávila, Esteban Joaquín Domínguez Rendón y José Antonio Álvarez Castañeda son trabajadores que están siendo víctimas de acoso laboral por parte de la administradora de la dependencia, solamente por haber sido parte de la administración del exvocero Rangel Rosado Ruiz.

Los trabajadores marcharon frente a Palacio de Gobierno donde se encontraba el gobernador Carlos Joaquín González, a quien le desplegaron una manta solicitando su ayuda; sin embargo, el mandatario estatal trató de hacerse el desentendido ante la situación y solamente se limitó saludar de manera fría a los manifestantes.

“Señor gobernador, ayúdenos, sólo queremos trabajar”, exclamó fuertemente uno de los manifestantes para que Joaquín González los volteé a ver, en su intento fallido por hacerse el distraído.

El mensaje plasmado en la manta por los tres trabajadores decía: “Señor Gobernador. Somos trabajadores de la Unidad del Vocero. Pedimos su ayuda, pues la administradora poblana Amalia Blanca Rosa Villegas Mendoza nos está hostigando y amenazando con meternos a la cárcel y está buscando todo tipo de medios sucios para que renunciemos”.

Cabe mencionar que en el momento en que los tres manifestantes exhibieron el mensaje, se encontraban presentes también el titular de la Sefiplan, Juan Vergara Fernández; la secretaria de Educación, Marisol Alamilla, y el secretario de Gobierno, Francisco López Mena, quienes no pudieron esconder los gestos de disgusto por lo que estaban observando.

Cabe recordar que la administradora de origen poblano de la Unidad del Vocero, Amalia Blanca Rosa Villegas Mendoza, ha sido señalada en repetidas ocasiones por personal operativo de la dependencia, por hacer creer a trabajadores que son relacionados con la administración borgista que han sido dados de baja, para que los empleados dejen de asistir a laborar y sean despedidos automáticamente por abandono de trabajo.

Esta situación fue confirmada por los 3 empleados que este domingo se manifestaron en el tradicional desfile del aniversario de la Revolución Mexicana, y en entrevista coincidieron en que están viviendo un infierno en la dependencia que dirige Haide Serrano Soto.

Karla María Pedrosa Ávila apuntó directamente a Amalia Blanca Rosa Villegas de amenazarla con mandarla a la cárcel si no firmaba su renuncia, luego de ser “fichada” por haber sido parte de la vocería en el periodo de Roberto Borge Angulo.

“Nos acusan de borgistas y de estar en contra de la actual administración, cuando lo único que queremos es trabajar, pues nuestras familias dependen de nosotros y de nuestro empleo”, refirió.
Agregó que la actual administradora le ha insistido en que ha sido dada de baja a pesar de que sigue recibiendo sus recibos de compensaciones hasta el último mes, y las cuales no han sido depositadas a su cuenta. “Los recibos de las compensaciones que percibíamos nos están llegando; sin embargo, el recurso no se refleja en la cuenta”.

Finalmente, indicó que el último recibo que le llegó fue de una compensación por la cantidad de 10 mil 800 pesos, misma que no fue depositada a su cuenta, por lo que acudió con la secretaria de la administradora, Guadalupe Celaya García, para una aclaración; sin embargo, no supo explicarle el porqué de la situación.

Por otro lado, Esteban Joaquín Domínguez Rendón, quien lleva más de una década al servicio del gobierno del estado, comentó que el ambiente en la Unidad del Vocero es sumamente hostil, ya que están siendo sometidos por la administradora para que renuncien sin derecho a ser liquidados conforme a la ley.

Explicó que Villegas Mendoza les ha repetido incansablemente que no hace falta que vayan a las oficinas de la Unidad del Vocero, puesto que ya están dados de baja, a pesar de que siguen cobrando sus sueldos y de que continúan recibiendo los recibos de compensaciones y de nómina al día de hoy.

“Las intenciones de la administradora es que nosotros dejemos de asistir a trabajar, para que por medio del acumulamiento de faltas nos despida por abandono laboral”, comentó.

Añadió que la situación en la dependencia va más allá de un simple despido, ya que la administradora no solamente los quiere despedir de manera injustificada, sino que aparte los dejará sin su liquidación después de años de trabajar para el gobierno del estado.

Por último, exhortó al gobernador Carlos Joaquín a que atienda la molestia social y la ola de despidos masivos, de forma generalizada en todas las dependencias del gobierno estatal, ya que en campaña una de sus principales propuestas fue el preservar el empleo de todos los servidores públicos.

No obstante, José Antonio Álvarez Castañeda apuntó que ha sido víctima de acoso laboral, amenazas y hostigamiento por parte de la administradora Amalia Blanca Rosa Villegas Mendoza, pues según el entrevistado explicó que en vista de que no han logrado su objetivo de “renunciarlos”, ahora les han inventado actas administrativas y enviado hacia la Dirección Jurídica de Oficialía Mayor, donde pretenden que los tres firmen sus renuncias.

Lo anterior en respuesta a las demandas interpuestas por los tres trabajadores ante la Junta de Conciliación y Arbitraje en contra de la titular de la Unidad del Vocero, Haide Serrano Soto, y la administradora, Amalia Blanca Rosa Villegas Mendoza, donde por cierto debieron presentarse el pasado 18 de noviembre para una junta conciliatoria; sin embargo, ninguna asistió.

Cabe destacar que ésta es la primera manifestación pública de un grupo de trabajadores del gobierno del estado ante la ola de despidos ordenada por el gobernador Carlos Joaquín, misma que está dejando sin empleo a miles de chetumaleños que confiaron su voto en el proyecto joaquinista y que ahora están siendo víctimas del pago de favores, del nepotismo y de la insensibilidad con la que opera el “gobierno del cambio”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + seis =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba