Principales

En la red del Buen Fin

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

A medio gas arrancará este viernes en Chetumal el ultra publicitado periodo de compras bautizado como “El Buen Fin”, que no es otra cosa más que una copia mal hecha del famoso “Black Friday” estadunidense.

Y es que la presidenta de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en el sur del estado, Ligia Sierra Aguilar, confirmó lo que ya se sabe: que la mayoría de sus agremiados no participan en esta fiesta del consumismo debido a que no cuentan con los sistemas bancarios o las posibilidades económicas para obtener beneficios con este esquema.

La dirigente empresarial señaló que de unos tres mil agremiados que integran la Canaco, poco más de 100 son los que podrán acceder a los supuestos beneficios de este programa, mientras que el resto se quedará nomás mirando.

Económicamente la celebración del Buen Fin muy poco aporta a Chetumal, pues la mayoría de la derrama que se genera en esos días por las promociones de pagos sin intereses a amplios plazos no se queda en la entidad, ya que las verdaderas ganadoras con este programa son las poderosas cadenas nacionales y trasnacionales, que absorben más del 80 por ciento de los activos.

Esto se pudo ver con claridad el año pasado en esta capital, donde tiendas departamentales y de autoservicio acapararon al grueso de los consumidores, dejando como los grandes perdedores a los comercios de la Avenida de los Héroes, que con todo y su reciente remodelación una vez más se quedarán fuera de competencia.

Pero la resaca de esta fiesta consumista diseñada por empresarios y avalada por el gobierno federal recae finalmente en los compradores, que por aprovechar las “ofertas” del momento comprometen en muchos casos sus ingresos de todo el año.

De hecho, diversas organizaciones consideran que los efectos del Buen Fin son negativos para el consumidor común, debido a que un alto porcentaje de las compras en este periodo se pagan con tarjetas de crédito, lo que provoca endeudamientos a largo plazo que se vuelven una pesada carga.

Según datos oficiales de la Condusef y la Profeco, cerca de la cuarta parte de los usuarios de tarjetas de crédito caen en cartera vencida en los seis meses siguientes al “Buen Fin”, lo que exhibe la descarnada cara capitalista del programa.

La tentación de compras impulsivas motivadas por la intensa publicidad es inmensa, pero en las manos de los consumidores está no dejarse llevar, realizando compras inteligentes y responsables. Aguas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − 8 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba