Principales

Fraude millonario en Chetumal

Chetumal 10 Nov

Un fraude millonario es el que la financiera Construremo del Sureste ha cometido a cientos de usuarios de Chetumal y de más de 15 comunidades del sur de Quintana Roo, abarcando los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, en donde el monto de lo robado podría rebasar los 2 millones de pesos.

Ante ello, una comitiva que representa a más de 400 personas que aseguran haber sido estafadas por Construremo del Sureste, acudieron este día a la Procuraduría de Justicia para interponer la demanda correspondiente, y en próximos días planean asistir al Congreso local para presentar un documento con copia al gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, solicitando se actúe en contra de los responsables para frenar el descarado fraude que la mencionada financiera está cometiendo en el sur de la entidad.

A raíz de la nota publicada este 9 de noviembre en las páginas de POR ESTO! de Quintana Roo, donde se daba a conocer una nueva modalidad de fraude financiero a manos de Construremo del Sureste, un grupo de personas visitó esta casa editorial para denunciar públicamente el fraude millonario del cual han sido víctimas.

Estas personas dijeron representar a más de 400 usuarios de Chetumal y de más de 15 comunidades de los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, incluyendo los ejidos de Miguel Alemán, Miguel Hidaldo, Río Verde, Melchor Ocampo, Alvaro Obregón, Cedralito, entre otros.

Inclusive, también existen familias de Escárcega, Campeche, que son parte de las personas defraudadas, sólo que en su caso el fraude se cometió en una sucursal que la financiera tiene en esa ciudad.

Entre los afectados se encuentran burócratas y obreros, campesinos, maestros, estudiantes, amas de casa, empleados de servicio doméstico, y también desempleados.

Los agraviados comentaron que desde principios de este año, representantes de Construremo del Sureste visitaron sus poblados para ofrecerles atractivos créditos de 50 mil pesos, los cuales supuestamente quedarían a cómodas mensualidades y con bajos intereses.

Debido a su necesidad económica hubo muchas familias que se mostraron interesadas en adquirir uno de los préstamos propuestos, por lo que acudieron hasta las oficinas de la empresa que se ubican en Chetumal, para iniciar la tramitación correspondiente y así obtener uno de los créditos prometidos.

Los entrevistados dijeron que hubo personas que acudieron en enero, otras en febrero y algunas más en marzo y abril del año en curso; todas con la intención de obtener un préstamo por 50 mil pesos.

El señor José Briceño Cetina, quien forma parte del grupo que representa a los más de 400 defraudados en el sur de Quintana Roo, dijo que como un primer paso para acceder al crédito los encargados de Construremo del Sureste les pidieron cantidades cercanas a los mil 750 pesos, que incluían el contrato y apertura de cuenta, así como una primera letra adelantada de 560 pesos.
Mencionó que ya habiendo hecho esto, la empresa les aseguró que su préstamo saldría en no más de 6 meses, pero que para ello tenían que estar abonando mensualmente cantidades de 560 pesos, que equivalían al pago del capital e intereses.

“Nos dijeron que si para el cuarto mes de estar pagando no salía el crédito, que en automático iba a estar listo en el sexto mes con un máximo de 25 días a partir de ese mes para entregarnos el dinero. Nos dicen que una vez saliera el crédito se nos daría una tarjeta con la cual pasaríamos al banco a retirar el dinero”, explicó Briceño Cetina.

Sin embargo, sostuvo que al cumplirse el sexto mes y no ver avances respecto al préstamo, los usuarios empezaron a cuestionarle a la financiera, la cual les empezó a poner una serie de trabas y a pedir nuevas documentaciones para poder autorizar el crédito.

Los afectados indicaron que después de haber estado pagando, sin ver señales del préstamo, los representantes de Construremo del Sureste les empezaron a solicitar títulos de propiedad y acta de gravamen, nómina, papeles de carro, credencial de elector, comprobante de domicilio, acta de nacimiento, e incluso hubo a quienes les pidieron acta de matrimonio, entre otros documentos.

“Algunos lograron juntar la documentación pedida y otros más simplemente no la tenían a la mano; pero lo grave es que después de eso nos salieron con que necesitabamos esperar un tiempo más para que pueda salir el préstamo, además de que teníamos que pagar 800 pesos de notario para el embargo de una parte de nuestro sueldo, y en el caso de las personas que dieron sus títulos de propiedad les dijeron que tienen que pagar de 11 a 13 mil pesos de notario, aunque hubo muchos que no tenían el dinero para hacerlo”, detalló Briceño Cetina.

Preocupados por esta serie de trabas y temerosos de perder su dinero, muchos de los usuarios solicitaron cancelar la tramitación del crédito y exigir de vuelta su dinero; sin embargo, Construremo del Sureste les dijo que al momento de hacer la cancelación solamente se les devolvería mil pesos de todo lo que han pagado, porque el dinero restante corresponde a los gastos del servicio y cobro de comisiones.

Esto significa que los afectados pagaron aproximadamente 6 mil 110 pesos que incluían el contrato y apertura de cuenta, así como las 6 mensualidades adelantadas de 560 pesos, y de toda esta cantidad la financiera Construremo del Sureste pretende regresarles sólo mil pesos.

Por si fuera poco, la fraudulenta financiera les dijo que después de cancelar su préstamo y solicitar la devolución de los mil pesos, éstos les serían entregados hasta 45 días después, no obstante, los agraviados tampoco tienen confianza de que esto sea así.

Si se parte de que a cada usuario le robaron alrededor de 5 mil pesos, y se habla de que existen más de 400 defraudados en el sur de Quintana Roo, entonces se estaría estimando un millonario fraude que rebasaría los 2 millones de pesos.

Además, los entrevistados dijeron que al momento de quejarse, los representantes de la empresa fueron muy groseros y prepotentes, advirtiéndoles que de nada serviría que los demandaran legalmente, porque estaban bien posicionados y no les devolverían su dinero.

Este caso ya lo ha tomado El Barzón Quintana Roo, organización civil que asesoró a los afectados para que acudieran a interponer su querella en el Ministerio Público, además de que continuará orientándolos para acudir a toda instancia competente que pueda ayudarles en su problema.

El grupo de defraudados acusó a una persona que identificaron como Gabriel Osorio de ser parte de los defraudadores, quien presuntamente es el gerente de Construremo del Sureste, sucursal Chetumal, quien tiene como asesor jurídico a Darwin Jiménez, al que también acusan de ser parte de los responsables de este fraude millonario.

Por Esto! QRoo

Un comentario

  1. QUIERO DENUNCIAR QUE HAY UNA EMPRESA QUE OPERA DE LA MISMA MANERA EN CHETUMAL SE LLAM ICC MONTERREY Y SE ENCUENTRA EN LA AV. LAZARO CARDENAS CON HEROES, TIENE EL MISMO MUDUS OPERANDI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba