Principales

Diluvio modifica rutina en Chetumal

Chetumal 19 Oct

Las incesantes lluvias terminaron por desquiciar las vialidades en la capital del Estado, donde las calles y avenidas cerradas por inundación se multiplicaron en diferentes zonas.

En consecuencia la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) suspendió las clases en niveles básico, medio y medio superior en Othón P. Blanco y Bacalar.

Jaime Villasano Espejo, jefe de meteorología de la Coordinación Estatal de Protección Civil, informó que habrá un descenso en la cantidad de precipitaciones para el día de hoy, provocado por las bandas nubosas que arroja los remanentes de la onda tropical número 44, ubicada en la costa de Campeche.

Debido al pronóstico, la SEyC en conjunto con las autoridades municipales de Othón P. Blanco y Bacalar determinó suspender las actividades escolares en los planteles públicos y privados, tanto de la ciudad como en comunidades rurales.

En el boletín meteorológico, a los ciudadanos se les informa la caída de 52.2 milímetros de agua hasta las 8:00 de la mañana del domingo, mientras que la Estación Meteorológica Automática(EMA) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) instalada en Chetumal no reportó actividad.

Pozos insuficientes

Debido a la lluvia que cayó este domingo, que fue mayor a la reportada, los pozos de absorción y drenajes pluviales en la capital del Estado fueron insuficientes, ya que la mayoría de las calles presentaban encharcamientos de 10 centímetros de altura, mientras que en otras el nivel del agua superaba el metro de altura.

Algunos ejemplos fueron la colonia Proterritorio, a la altura de los cruzamientos de las avenidas Constituyentes con Erick Paolo Martínez, en donde el agua alcanzó un metro de profundidad, por lo que el vehículo Vactor de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado tuvo que atender el área sin descanso.

Zonas más afectadas

Otro punto fue la avenida Nicolás Bravo, que abarcó desde el Fraccionamiento Caribe hasta la colonia Nueva Generación, pero los más afectados fueron los habitantes de la colonia irregular la Franja, donde desembocaba toda el agua, zona en donde hasta había corrientes fluvial y con poco más de 50 centímetros de profundidad.

En el fraccionamiento Flamboyanes varios árboles se vinieron abajo por el reblandecimiento de la tierra y en el cercano Parque Ecológico, la alerta sobre un cocodrilo que ahí habita originó el patrullaje permanente, incluso de personal castrense para su ubicación y evitar algún incidente con los habitantes que viven en sus alrededores.

Antiguos puntos de encharcamiento como la colonia Fidel Velázquez salieron nuevamente a relucir, mientras las brigadas de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado se abocan a limpiar alcantarillas y pozos de absorción.

Las instalaciones de la terminal de autobuses del ADO se inundaron también, por lo cual ayer por la tarde se prestaba el servicio a los usuarios desde afuera.

El resto de los poblados del municipio sólo reportó agua en los patios de sus viviendas, en algunos casos de 20 centímetros, pero sin cortes de carreteras.

Cabe mencionar que el nivel del Río Hondo había subido hasta la tarde de ayer, un metro con 25 sobre su nivel habitual, que es de dos metros con 20 centímetros. Sin embargo, se espera que el agua siga subiendo por los escurrimientos.

Paloma Wong (Novedades Chetumal)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

once − 2 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba